Konan-Cien Caras. Perro Aguayo-Mascara año 2000, rivalidades históricas, en Triple A. 1993
Konan-Cien Caras. Perro Aguayo-Mascara año 2000, rivalidades históricas, en Triple A. 1993

Konan, Perro Aguayo, Cien Caras y Máscara año 2000 eran los principales atractivos de la novel empresa, Triple A en los inicios de 1993. En realidad las rivalidades ya venían de la EMLL y cuando se conformó Triple A, la rivalidad siguió, ya no solo en la Arena México sino en toda la República Mexicana, con las giras de la empresa de Antonio Peña. Desde principios de 1993 se hablaba de un apasionante match entre Konan y Cien Caras en donde no se jugarían las cabelleras sino que por primera ocasión en México ocurriría algo que sería presentado por primera vez en la historia de la lucha libre Mexicana: la lucha del retiro.

Perro Aguayo y Máscara año 2000, se daban con todo.
Perro Aguayo y Máscara año 2000, se daban con todo.

El perdedor se tendría que retirar de la lucha libre para siempre y eso, movía las emociones mas profundas de los aficionados de México. Los cronistas y muchos periodistas de prensa escrita, decían que sería un match único en la historia de la lucha libre mundial pues según ellos, en ningún lugar se había presentado, asi que Triple A mostraba, de esta manera, su originalidad.
Obviamente esto no era cierto, pero para esos años la apertura de información de la lucha libre internacional, no estaba al alcance de los aficionados, el público se creía lo que los periodistas de ese tiempo nos decían.

La Parka v.s. Lizmark ¿por las máscaras en 1993?
La Parka v.s. Lizmark ¿por las máscaras en 1993?

Además del encuentro de retiro se cocinaba una rivaidad entre el sensacional Lizmark contra un personaje 100% Triple A: La Parka, quien en un principio parecía uno más del montón pero al paso de los meses había demostrado ser un gran luchador. Se pensaba en ese momento una lucha de máscaras entre estos hombres, más no se sabía a ciencia cierta si se lograría, por lo que por vía de mientras, la promesa del magnífico match de retiro seguía prendiendo a todos los aficionados y mientras se confirmaba o no la rivalidad crecía entre los Dinamita y los ídolos de la afición. Konan y Perro Aguayo

Advertisements
Anuncios
Hablamos de