No cabe duda de que Roman Reigns sería la solución para 205 Live. El luchador samoano ha jugado con la posibilidad de convertir la división crucero en su patio. Pero eso no va a suceder. Ni siquiera tendría sentido que hiciera una aparición más allá de aumentar la audiencia. Obviamente hay otras soluciones, que pasan por añadir a su elenco grandes gladiadores que encajan con el peso, como serían Ricochet o Adam Cole, si hablamos de ascensos. Sin embargo, ese no es el camino que lleva actualmente WWE.

La empresa más bien se está preocupando por las demás marcas, sobre todo por Raw y SmackDown. Acaban de anunciar a Paul Heyman y Eric Bischoff como los nuevos Directores Ejecutivos de ambas, respectivamente. Y quizá un poco más se preocupan por la azul, dado que en octubre entrará en FOX y van a tener que hacer un esfuerzo extra para cumplir con todo lo que la cadena espera. Esto mientras 205 Live se hunde.

Pero no han tomado la decisión de cancelar la división por lo que continúa adelante, celebrando shows y todo lo que ello supone. Ahora, ¿quién está al mando? No es una única persona, pero Dave Meltzer señala en el reciente boletín Wrestling Observer que Adam Pearce, entrenador y productor de NXT, que también ha trabajado en otras empresas importantes como ROH, es una de las personas que están manejando la marca violeta de WWE.

Se rumora que la empresa tomará una decisión acerca de la continuación de 205 Live antes de finales de año. De ser así, lo que suceda en los próximos meses será importante. ¿Echará WWE la carne en el asador para intentar levantar la marca?

Advertisements
Anuncios
Hablamos de