Anuncio

Héctor Guzmán y el rescate de la Arena López Mateos: "No queremos cerrar"

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Como ya lo hemos informado, la tradicional Arena López Mateos, de Tlalnepantla, Estado de México, se encuentra en una precaria situación. Es uno más de los negocios afectados por la pandemia de covid-19, y ha organizado una recaudación de fondos entre los aficionados para sortear la crisis.

Héctor Guzmán, el empresario y promotor que está al frente del emblemático local, habló al respecto para SÚPER LUCHAS.

“Hemos estado bien. Sabemos que el encierro nos lleva a estar lejos de los que queremos ver y de los que estamos preocupados; de la familia y los amigos. El 14 de mayo sería nuestro aniversario número 53, y estamos tratando de impulsar algo para poder rescatar la fecha o reunir los recursos para poder llevar a cabo el evento, porque es la fecha más esperada para muchos aficionados, para amigos, los medios y compañeros, y, por supuesto, para nosotros, la familia Guzmán.

“Es el festejo de la historia de la Arena Lopez Mateos; la continuidad de la tradición y el legado dentro de una historia que se sigue escribiendo”.

Héctor Guzmán
Foto: Rostro Oculto.

— Lamentablemente todos los eventos masivos están detenidos. ¿Qué medidas está buscando la familia Guzmán para llevar a cabo esta función?

“La salud es la prioridad, y pues ya hemos hecho varias propuestas, pues es necesario estar activos para poder tener una base de sustento. Pero por ahora no nos dejan hacer funciones ni siquiera a puerta cerrada, porque también sería un riesgo para los compañeros.

“Un amigo mío me dio la idea de una fondeadora, una compañía dedicada a las donaciones que está ya legítimamente establecida en México. Tiene tres años apenas, se llama justamente Donadora.org, y me entreviste con ellos para hacer una campaña de donación, pues no hemos tenido ingresos debido a la falta de actividad de la arena.

“Todo negocio te va consumiendo, y hay un momento en el cual llegas al límite. Existe un punto en el que ya no puedes reactivar tu negocio y hasta tienes que cambiar de giro, o en el peor de los casos hasta tener que vender.

“Todas esas cosas nos han pasado por la cabeza a la familia, y aunque estamos preocupados, no queremos entrar en la desesperación. Esta fondeadora nos daría un respiro. La gente podría apoyarnos con lo que puedan, con un pequeño granito de arena. Saben lo que es la Arena López Mateos, conocen la importancia de se mantenga activa como una fuente de trabajo y como un patrimonio, un referente luchistico.

“Estamos hablando de que es una arena histórica, un patrimonio cultural de la lucha libre mexicana. Y quienes estamos involucrados en la arena, pues ella ha sido parte de nuestra vida.

“Por eso les estamos haciendo esta invitación, pedirles que no nos dejen caer, llegar al fondo. Con poco que puedan aportar ayudarán a aminorar esta crisis que de cualquier forma nos está afectando.

“Algo importante es que esto no es para la familia Guzmán, sino para la arena, para los trabajadores, el personal administrativo, el técnico, luchadores, profesores. Es también para los indirectos, que son los proveedores de la arena; gente que también depende de sus ventas.

“Cada vez que se echa a andar la promoción para una función, son muchas familias las que dependen de la arena. Estando activo el negocio se echa a andar una cadena económica”.

Héctor Guzmán
Foto: Rostro Oculto.

— ¿Cómo estaba pensado el cartel para la función de aniversario?

“Teníamos ya la rivalidad bien concretada. Venía Blue Demon haciendo tercia con LA Park Jr. e Hijo de LA Park y se enfrentaban a Wagner y sus hijos. Esa combinación no se había dado en la Arena López Mateos, y creo que en ningún lado. Había otras sorpresas, luchadores que no se habían visto aquí en la arena y están en su punto a nivel mundial, pues ya han transcendido en las fronteras y han mostrado que el nivel de trabajo que tiene es tan bueno que han podido llegar a otras compañías importantes”.

— Esperemos que los luchadores estén disponibles para cuando se levanten las restricciones sanitarias. Por cierto, ¿qué sucede al interior de la arena durante la contingencia?

“Bueno, ahorita estamos en un proceso de remodelación. Estamos yendo sólo de una a tres veces por semana y no venimos más de dos personas. Necesitamos desechar algunas cosas que tenemos en bodega, tenemos que resanar y pintar algunas paredes. Le estamos dando una manita de gato.

“Pero además queremos prepararnos para cuando se levante la contingencia, pues aún entonces pedirán ciertas medidas sanitarias. Hay que comprar aparatos para medir la temperatura a la gente cuando vaya entrando; debemos de tener lugares donde poner dispensadores de gel antibacterial; hay que limpiar los baños de manera constante.

“Estamos considerando que los eventos no se lleven más de dos horas y media de duración; que a la gente no la tengamos más tiempo concentrada, porque hay eventos que luego se van hasta tres o cuatro horas, pero una de las propuestas es no exceder dos horas y media el espectáculo y que la gente pueda salir un poco más temprano del lugar.

— ¿Cuáles son las dependencias de gobierno que regularán esto?

“Tenemos que pasar nosotros por varios filtros: la supervisión de mercados y normatividad, Salubridad, Protección Civil y el dictamen estructural por parte del municipio. Todo esto lo tenemos previsto, ya lo tenemos por escrito, para que al momento que tengamos que reactivar el lugar cumplamos con todas las normas y estemos dentro de los estándares correctos para poder dar servicio al público”.

— Se ha especulado que probablemente la Arena López Mateos cierre sus puertas ante esta crisis.

“Es una posibilidad. En el momento que nosotros no tuviéramos la posibilidad de invertir, de reactivar nuestra arena, pues sería el final. Representa un enorme desgaste poder abrir, y sin haber de dónde, tendríamos que usar otro tipo de recursos, cerrar o cambiar de giro.

“Cambiar de giro significaría que la arena se habría convertido en un elefante blanco, y para producir un ingreso habría que enfocarla a otros fines. Entonces el riesgo es que desaparezca como arena de lucha libre, y sería el final.

“Y te digo esto porque es la suerte que han corrido otras arenas, como la Pista Revolución; es la suerte que corrió desgraciadamente la Arena Isabel, y otras arenas que se han tenido que rentar o vender. Hablando de negocios, es una situación donde tenemos que ser fríos, pero lo que menos deseamos es tomar una decisión así

“Aquí es donde esta donadora entra en juego. El hecho a pedir a través de ellos significa que los aficionados y nosotros nos unamos por una causa. Sabemos que muchos negocios están sufriendo una situación similar. Nosotros así queremos revertir la situación, y si se logra esa recaudación echaríamos a andar nuestro programa del 53 aniversario para que lo festejemos juntos.

Héctor Guzmán
Foto: Luis Manuel Rivera.

— Muchas gracias por la entrevista que nos concedes. ¿Algo más que quieras agregar?

“Muchas gracias por la oportunidad de explicar la situación a los aficionados. Estamos en una crisis importante. Desde que inició el 2020 íbamos muy a la baja y nos costará trabajo volver a echar andar el motor. Las autoridades recomiendan que no tengamos actividad de tres hasta cuatro meses, o sea, nos vamos hasta agosto prácticamente al festejo del aniversario.

“Nosotros, de corazón, no queremos cerrar el lugar. No queremos perder a la lucha, sino continuar el legado, porque fue algo que dejó mi padre, quien dedicó su vida a ello. La Arena López Mateos ha sido semillero de muchas estrellas. No la queremos perder, porque es una parte del libro de la historia de la lucha libre”.

Anuncio