Primero fue la Raw Reunion, de la que el mundo supo durante Extreme Rules. Véase, apenas dos semanas antes, pese a que el show en sí lleva programado desde hace bastante más tiempo, lógicamente. Y ahora Smackville, que para los despistados, no se trata de una parodia de WWE de la serie Smallville. A cambio, por desgracia, sólo se trata de un evento en vivo que se emitirá a través de su Network el próximo 27 de julio, y del que supimos hace apenas cuatro días. Un anuncio de la nada del que Fightful revela el supuesto motivo oculto.

Sean Ross Sapp escribe lo siguiente.

«Una razón es la de comprobar la capacidad que tienen para contrarrestar un programa. Con AEW arrancando pronto su programa televisivo, WWE quiere saber si serán capaces de programar contenido y promocionarlo bien en un corto periodo de tiempo. Además, nos han contado que este no es necesariamente un problema serio para ellos, pues rara vez tienen problemas en este sentido. Otras razones incluyen lesiones y cancelaciones de eventos que escapen al control de WWE, para así tener la capacidad de ajustarse a ellas.

«WWE llevó a cabo un especial de EVOLVE recientemente contra Fight for the Fallen de AEW. Nos han contado que esperemos más de esto en un futuro inmediato. WWE también va a hacer un show de NXT UK contra NJPW Royal Quest, y el mismo día que AEW All Out».

No obstante, el reporte de Fightful se tambalea un poco si recordamos la promoción de Starrcade 2018. De categoría similar a Smackville, WWE concretó oficialmente su emisión en la Network apenas una semana antes. Obviando, por supuesto, que, como dije al comienzo, ambas citas se anunciaran con la antelación debida, como cualquier house show. Porque, a fin de cuentas, eso es lo que será, si tenemos en cuenta además que muchos eventos en vivo se graban, sólo que muy pocos se airean a través de su plataforma online.

Smackville
WWE

Un servidor es el primero en reconocer la realidad de esta guerra entre WWE y AEW. Pero situar a la compañía de Tony Khan detrás de casi cualquier movimiento del Imperio McMahon luce excesivo, pues como gigante del entretenimiento, ya tiene varios frentes internos que solucionar. Y de enorme envergadura.

Advertisements
Hablamos de