Grandes combates: la odiosa comparación entre ROH y AEW

Por | | ,

Tras el anuncio del cese (presuntamente) temporal de ROH una vez tenga lugar Final Battle, Shane Taylor, quien luchará en este PPV crepuscular, ha sido uno de los talentos ligados a la empresa más vocales al respecto de una de las noticias con mayúsculas de 2021.

En octubre, Taylor ya criticó duramente la gestión de Sinclair Broadcast Group, culpabilizándola de llevar a ROH a un “agujero”, y de sus declaraciones más recientes, concedidas a Interactive Wrestling Radio, me gustaría tomar como premisa cierta línea

«En los dos últimos años, hemos ofrecido el mejor show de lucha libre que hay. Creo que todo el mundo tiene razón de alguna manera en cuanto a por qué hemos llegado aquí. Pero es una culminación de muchas cosas diferentes. Pero lo más importante no es cómo hemos llegado aquí, sino qué hacer ahora que estamos aquí. Creo que lo que la gente va a ver es el mejor show de lucha libre que ha visto [Final Battle]». 

© Sinclair Broadcast Group

 

► La otra gran victoria de AEW 

Un juicio de Taylor sólo justificado por la evidente parcialidad del gladiador, pues sin paliativos, ROH dejó hace tiempo de ser la promoción número uno de EEUU en cuanto a calidad de combates. Otra debilidad de la que AEW pudo sacar provecho para adelantarla por la derecha y situarse como esa alternativa a WWE que ROH aspiraba a ser

Para un seguidor de la lucha libre profesional centrada en lo que ocurre sobre el ring, AEW ha lucido más atractiva que ROH. Y lo que es más importante: ha respondido a ese bombo generado con acción de altísima calidad. Cierto que el factor novedad y su gran candencia juegan un importante papel a la hora de presentar un combate, pero también es una realidad que los talentos adscritos a ROH no estuvieron a la altura, o cuanto menos, la empresa no dio con la tecla a la hora de programarlos debidamente, tal vez en un intento de dotar de mayor componente “entertainment” al producto con, por ejemplo, la decisión de tener a PCO como máximo monarca o el fichaje de Danhausen

Echemos un vistazo, pues, a cuántas luchas de ROH fueron puntuadas con cinco estrellas por Dave Meltzer en los últimos dos años y medio. No encontrarán ninguna. Hay que remontarse a 2012 para hallar el más reciente encuentro que recibió tal galardón, cuando Davey Richards y Michael Elgin se vieron las caras en el evento Showdown in the Sun. 

© Sinclair Broadcast Group

 

Aunque estamos, dirán algunos, ante la mera opinión de Meltzer, pone de manifiesto que si ROH se ha visto superada por AEW respecto a varios puntos, la calidad de los combates supone uno de los principales. Se diría que los Élite han vencido a la compañía del honor en su propio terreno, y eso trajo lógicas consecuencias. Sí, estamos de acuerdo en que la gente recuerda las historias, como expuso Becky Lynch, pero de igual manera recuerda los combates. 

Y AEW viene ofreciendo una cantidad de grandes combates casi absurda desde su primer PPV, Double or Nothing. E irónicamente, mediante competidores históricos de ROH, elevando su juego dentro de los dominios de Tony Khan.

Caso notorio de The Young Bucks, dupla que antes de AEW tuvieron sus mejores actuaciones en Pro Wrestling Guerrilla, y que ya como “All Elite” encadenan “5 Star” tras “5 Star”. También Bryan Danielson, quien pese a brillar en ROH, nunca disputó un choque de tal aura como el visto en AEW Dynamite Grand Slam, junto a Kenny Omega. O “Hangman” Page, cuyo duelo con “The Cleaner” durante el reciente Full Gear no tiene parangón en su carrera. 

© AEW

 

La falta de ambición de parte de Sinclair Broadcast Group y el impacto del coronavirus pueden exponerse como principales razones del declive progresivo de ROH. Fallas que por el contrario, fueron puntos fuertes para AEW, capaz en consecuencia de revestir a sus luchas de un aura especial vía competidores en su mejor versión, al contrario de lo que ocurre con ROH, donde por ejemplo, las actuaciones de Bandido, soberbio talento, han estado por debajo del nivel de otras suyas vistas en NJPW o PWG. 

A tenor del nivel luchístico que se destila ya en casi cualquier lugar, si ROH retoma sus actividades a partir de abril, debe recuperar su condición de “listón” para la lucha estadounidense, como antaño fue a mediados de los 2000, en pos de no suponer una versión menor de AEW a ojos de los fanáticos, diferenciándose de esta, que por su parte viene adoptando cierto cariz de “entertainment” en sus aspiraciones de crecimiento. Una batalla que ante la comentada candencia y capacidad estelar de AEW, ROH sólo puede ganar entre las doce cuerdas

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.