Golovkin no es un reto para mí, ha señalado Canelo consecuentemente y por la más reciente actuación del kazajo, tal vez tenga razón.

Antes de la aparición del ahora campeón mediano FIB, sucedida el sábado 5 de octubre, se especulaba mucho sobre el cierre de la trilogía entre Canelo Álvarez y Gennady Golovkin.

Incluso Canelo y Oscar de la Hoya han caído en contradicciones en este respecto. En tanto De la Hoya dice que en mayo se hará la tercer pelea, Canelo menciona que no sabe por qué Oscar habla en su nombre.

Antes de que sucediera la pelea de Golovkin contra Derevyanchenko, Canelo fue entrevistado por el equipo de Azteca 7 y mencionó que Golovkin no es un reto para él, pues a decir del tapatío, ya lo venció dos veces y que sólo sería un reto económico.

Canelo no quiere saber de Golovkin

Es decir, más que saber quién es mejor, porque a Canelo le queda claro que es él, ver cuántos ceros se le agregarían al cheque es lo que podría interesarle de una nueva contienda.

Y luego sucedió lo que no pensamos que pasaría: Golovkin sacó la pelea a duras penas y hay quien pone en duda la veracidad del fallo de los jueces. Golovkin lució sin idea de combate, fue lastimado y no llevaba cardio.

Si antes no le parecía un reto, teniendo el cuenta el poder de devastación de Golovkin, habiéndolo probado en carne propia, ahora que Canelo vio a Golovkin confirmó sus dichos: a ese Golovkin es posible ganarle hasta por nocaut.

No son palabras de Canelo, sino que eso puede deducirse de este combate de Golovkin ante Derevyanchenko, quien vendió cara la derrota.

Las fallas de Golovkin no son de la pelea, sucedieron desde su esquina.

-Cambió de entrenador.

-Probar al mandatorio con una nueva esquina fue riesgoso porque Derevyanchenko no es técnico, pero sí muy incómodo.

-El óxido de tanto tiempo sin pelear.

-Hasta parece que Abel Sánchez se fue de su esquina con todo y el estilo mexicano de GGG.

¿Habrá manera de corregirlo?

Sólo Golovkin y su equipo lo saben.

Advertisements