Gervonta Davis noqueó a Ricardo Nuñez en una nueva defensa de su Título de Peso Superpluma de la Federación Internacional de Boxeo.Aunque el combate estaba pactado a 12 terminó mucho antes de lo esperado, como casi en todas las peleas de Davis, culminó gracias a la presión y el golpeo efectivo de Gervonta.

Tenemos pues que Nuñez sí tenía la intención de ganar (ha habido otros que se suben ya derrotados y se les nota en la actitud), pero Nuñez estaba a las vivas para lastimar a Davis en cuanto se descuidara.

Fue por eso que a Davis le cayeron golpes que en otras ocasiones no había recibido. Principalmente por bajar la mano izquierda. Aunque Davis es zurdo, de algún modo Nuñez se hizo espacio para lograr horadar la guardia del «Tanque», porque sí le dio varios guantazos bien plantados, aunque sin ponerlo en peligro.

Para esto, Davis ya estaba buscando la forma de acercarse lo suficiente como para hacer lo que siempre busca hacer: acabar la pelea temprano.

Y en ese inter sucedieron muchos intercambios que dejaban mejor parado a Davis, puesto que su poder y precisión causaron más estragos. Eso no provocó, sin embargo, que Nuñez retocediera.

Al contrario, Nuñez buscaba más pelear en corto para apabullar a Davis de manera que conectara más golpes y se tradujeran en puntos en las tarjetas.

Si embargo, Davis le metió presión y empezó a lazar bombas que le dieron problemas a Nulez, quien cayó tras una serie de golpes que dejaron al retador fuera de combate.

Así Davis se quedó con su título y su invicto intactos.

Nota al pie: por mucho que Davis crea que tiene el poder para vencer a Vasyl Lomachenko, con esos descuidos de guardia no estará seguro si le pelea al ucraniano, a la distancia que sea.

Advertisements

Hablamos de