La insólita historia que les vamos a narrar a continuación es sólo una muestra más de cómo funciona WWE en torno a AEW.

Sí, porque a nivel ejecutivo y en público, Vince McMahon niega rotundamente que AEW sea algo más que «una posible competencia», pero a nivel privado, la realidad es que les causa pavor.

► ¿Preocupación por los fans de Chris Jericho?

Ayer, previo a la más reciente edición de Monday Night Raw, el periodista Dave Meltzer reveló en el Wrestling Observer Radio que el señor McMahon estaba bastante preocupado por los fans de Chris Jericho.

Sí, todo porque el show se llevaba a cabo en el Bell MTS Place de Winnipeg, Manitoba, Canadá, y dicha ciudad es la ciudad en donde, de muy joven y por casi toda su infancia, vivió Christopher Keith Irvine, quien años más tarde alcanzara la fama mundial como Chris Jericho.

Chris Jericho Fans de Chris Jericho
Fans de Chris Jericho

«Se espera que debido a la rara y poca frecuencia con la que ocurren eventos televisivos de lucha libre en Winnipeg, pese a ser una de las ciudades más bulliciosas en los House Shows, la multitud reaccione de manera excelente esta noche [ayer]. Se dice que habrá 11 mil 800 personas, casi un lleno total, pero la preocupación radica en que los fans ‘secuestren’ la transmisión televisiva llevando carteles alusivos a Chris Jericho o coreando su nombre en televisión«.

Fue un gran error el de Vince McMahon incitar a Jericho a firmar con AEW. El mismo McMahon le pidió que se saliera de ese contrato una vez firmado, que lo cancelara, algo ya imposible una vez estampada su rúbrica. El propio Jericho reconoció los rumores:

— ¡Regrésate a Toronto!

— ¡Soy de Winnipeg, idiota!

Por fortuna para el señor McMahon, y pese a que el nombre de Winnipeg suena cada vez que Le Champion es presentado en AEW, no hubo intento de los fans de corear el nombre de su coterráneo. Muchos se preguntarán por qué entonces de vez en cuando sí se escucha el nombre de CM Punk, y la respuesta es que uno lucha cada miércoles y el otro no lucha hace 6 años y hasta un poquito más.

Hablamos de