Doble duelo el día de hoy en la lucha libre mexicana. Tras el fallecimiento de Joaquín Roldán víctima del cáncer, a las tres de la tarde dejó de existir el látigo lagunero, Fishman, una de las pocas leyendas vivas que quedaban.

Pocos gladiadores consiguieron o conseguirán igualar los triunfos de Fishman, quien comenzó su carrera como Goliat Reyes tanto en Ciudad Juárez como en su natal Torreón, Coahuila. Llegó a la Ciudad de México enmascarado como Titán, siendo entonces visto por don Héctor Valero Mere, quien decidió lanzarlo en grande con el nombre de Fishman, con una máscara verde con dorado muy convencional. Su imagen posterior fue diseñada por el también periodista Carlos Hernández Valdés “El Amigo de Siempre”, quien dibujó la careta basado en una mantarraya, cambiando el dorado por amarillo y haciendo el verde más vivo. Era 1971, y para 1975 Fishman era conocido en todas las plazas del país. En ese año comenzó su larga sociedad con Perro Aguayo durante un combate ante Arpad Weber y Joseph Mornard, en Monterrey.

Su vitrina de máscaras se comenzó a poblar al destapar a El Monarca y a Durango Kid en 1974. En el 76, comenzó una sangrienta rivalidad con El Faraon, a quien logró arrebatarle la tapa. Un año después, en uno de los sucesos más importantes en la historia de la lucha mexicana, la EMLL celebró un triangular de máscaras entre Fishman, Sangre Chicana y El Cobarde. En la primera semana, el 23 de septiembre, El Cobarde fue el ganador, enviando al matadero a Fishman y Chicana. Éste último, Andrés Richardson, fue el derrotado.

En la segunda semana, mano a mano, Fishman contra El Cobarde, en otro duelo de apuestas que llenó la Arena México. El ganador del duelo, Fishman, quien dejó ver el rostro de Miguel Ángel Delgado. Dos máscaras en una semana: Surgía así la leyenda del invencible Veneno Verde.

Fishman había llegado a la cúspide entre los coliseínos cuando decidió hacerse independiente, contratándose principalmente con Promociones Mora, de Francisco Flores, así como las principales plazas de entonces: Reynosa, Torreón, Juárez y Monterrey, además de Tijuana, que comenzaba a despuntar.

En las funciones de Flores, Fishman fue uno de los pilares al lado de Perro Aguayo, Canek, Villano III y Dos Caras. Para entonces, embarnecido y con mayor masa muscular, había migrado del peso welter hasta el peso semicompleto, obteniendo en cuatro ocasiones el Campeonato Mundial de Peso Semicompleto UWA y dos veces el Campeonato Mundial de Peso Semicompleto WWF. Estuvo a punto de coronarse como Campeón Mundial de Peso Jr. WWF en un célebre combate ante Tiger Mask celebrado en El Toreo el 12 de junio de 1983. Fue la semifinal de un cartel monstruo México vs. Japón encabezado por Canek vs. Tatsumi Fujinami, y que fue grabado para la televisión de New Japan Pro Wrestling.

En esos años ochentas, Fishman y Perro Aguayo fueron amigos y rivales. Compadres en la vida real (Fishman apadrinó a Rocío Primavera, la hija del Perro), no tenían empacho en azotarse las cabezas con las pesadas sillas de fierro que conformaban el ringside de El Toreo.

Contaba Fishman a SÚPER LUCHAS en 1998:

“Aún quedan en mi cuerpo las huellas de la batalla de aquella vez en 1986, cuando le quité el Campeonato Semicompleto UWA. Si me preguntas de las veces que nos enfrentamos quién ganó en más ocasiones, no lo sé a ciencia cierta. Lo que sí te puedo asegurar es que los dos nos dimos a llenar. El Perro tiene cicatrices hechas por mí que lo acompañarán el resto de su vida, aunque yo también llevó las que él me hizo”.

Uno de los últimos triunfos grandes de Fishman fue cuando destapó a Rey Misterio Sr. el 25 de marzo de 1988, hace casi tres décadas, en pleno auge de la empresa de Benjamín Mora Jr.

Tras la debacle de la lucha en El Toreo, iniciada en 1987, con la muerte de Francisco Flores, Fishman aceptó un lugar en AAA, aunque sabía que ahora su misión era ayudar a las nuevas generaciones.

André el Gigante vs. Fishman en 1984.

En 1999, Súper Astro copromovió un evento en Tijuana encabezado por un cuadrangular de máscaras entre él mismo, Lizmark, Villano III y Fishman. Ése iba a ser el telonazo para la carrera del látigo lagunero, pero sorprendentemente, logró salvar su máscara, siendo Súper Astro el destapado. Fishman se perdió así de una jugosa bolsa.

Un año después, en otro cuadrangular, pero ahora en El Palacio de los Deportes, organizado por la efímera empresa GWAS, que dirigía Ángel Álvarez “Gran Guerrero”, se enfrentó Fishman con Máscara Sagrada, LA Park y Shu el Guerrero, y todo indicaba que Shu sería el perdedor. Sin embargo, la entrada fue pésima y los empresarios no tenían para pagar lo prometido, generando una discusión tras bastidores que hizo que la lucha se demorara por varias decenas de minutos.

Finalmente, el encuentro se realizó, resultando perdedor Fishman. Pero no había para pagarle. Los organizadores le dijeron que venderían sus autos y que le darían todo el dinero que ingresara por los pagos de PPV (fue transmitido por el sistema Multivisión), pero difícilmente habrán vendido más de mil órdenes.

Fishman aceptó no proceder legalmente cuando le dieron el puesto de programador de GWAS, cargo que desempeñó (me parece), durante dos funciones, una en la Arena Neza y la otra en Tulancingo. GWAS desapareció junto con todos los responsables.

El nuevo siglo fue doloroso para Fishman, quien tenía demasiadas lesiones y cada vez menos trabajo, tanto que tuvo que recurrir a préstamos. Uno que lo ayudó mucho fue el Hijo del Santo, quien incluso se negó a cobrarle.

Más recientes son los problemas que tuvo con el primer Fishman Jr., quien era su hijo pero nacido fuera de matrimonio. Cuando comenzaron los pleitos familiares, Fishman decidió quitarle el nombre para dárselo a su otro hijo. El primer Fishman Jr. se cambió el nombre a Black Fish, pero comenzó un procedimiento legal para quedarse con todos los derechos del personaje, situación que tenía muy estresado al veterano.

La tarde de hoy, Fishman sufrió un infarto y fue tratado de revivir en la Cruz Verde sin éxito. El próximo 5 de julio habría cumplido 66 años de edad.

Descanse en paz José Ángel Nájera, Fishman, el inolvidable Veneno Verde.

Advertisements
Hablamos de