Con poco menos de 1.50 de estatura, Mario Pérez Jiménez no tenía buenos augurios para dedicarse a la lucha libre en una etapa en la que no existía la división mini. En esos años ochenta, la alternativa era el grupo de los llamados “luchadores enanos”, una troupe itinerante que recorría el país presentándose en una y otra arena como atracción especial (algo similar a lo que sucedía con la lucha de mujeres, aunque estas formaban varios grupos), pero Mario era muy grande para ellos.

Nacido el 18 de diciembre de 1966 en Oaxaca, Mario inició su carrera sobre los encordados a los 17 años, luchando con luchadores de estatura regular y usando nombres como Sputnik y Centellita. Las posibilidades de sobresalir como eventualmente lo haría eran prácticamente inexistentes, de no ser porque en 1989 fue reclutado por Antonio Peña para integrarlo a una nueva división que se formaría en la Empresa Mexicana de Lucha Libre con luchadores de menos de 1.50, fueran enanos o no. Una oportunidad de oro se abrió para Mario y otros luchadores de sus mismas características, como el caso de Mega Mago, que se convirtió en Piratita Morgan. A Mario le tocó el mejor nombre, pues significaba prácticamente “emparentarse” con Antonio Peña: El Espectrito.

De un día para otro, Mario era un gigante, pues los técnicos del grupo eran los de menor estatura. Con la llegada del boom luchístico provocado por las transmisiones televisivas, pronto millones de personas lo veían enfrentar a Mascarita Sagrada en la Arena Coliseo y en la Arena México, en la que sería la rivalidad más importante para la nueva división.Espectrito Mascarita Sagrada

Dicha rivalidad se volvería internacional, llegando incluso a Japón en FMW, donde Espectrito interpretó a Pandita Chiquito / Mini Pandita, luchando de pareja de El Pandita en luchas ante Amigo Ultra (Ultramán 2000/Damián 666) y Ultramancito.Pandita Chiquito vs Ultramancito

El grupo de minis siguió a Antonio Peña cuando éste formó AAA en 1992. El clímax del pique fue en la Sports Arena de Los Angeles, California, el 6 de agosto de 1994, cuando Espectrito perdió la máscara ante Mascarita.

Súper Luchas #180.
Súper Luchas #180.
Ron Skoller (promotor de IWC), Antonio Peña y La Parka (LA Park) con Espectrito.
Ron Skoller (promotor de IWC), Antonio Peña y La Parka (LA Park) con Espectrito.

Pero continuarían enfrentándose en los rings más variados. Para 1996, Espectrito llegó a WWE enmascarado como El Torito, y ahí se reencontró con Mascarita Sagrada, que ahora era Mini Nova. Su presentación en PPV fue en In Your House: Ground Zero, enfrentando a Max Mini (Tzuki).

El Torito
El Toritovs Max Mini

Aunque estaban otros minis como Tarántula (Espectrito II) y Mosaic (Octagoncito), la lucha de minis más programada por WWE en 1997 y 1998 era la de Mini Nova y Max Mini vs. El Torito y Battalion (Piratita Morgan). El grupo alternaba sus apariciones en WWE con AAA, e incluso algunos portaron versiones minis de elementos de WWE tanto en Estados Unidos como en México. En este caso, Mario fue Mini Vader, mientras que Espectrito II fue Mini Mankind y Mini Abismo Negro fue Mini Goldust.Mini Vader vs Mini Goldust

Ya para 1999, el grupo de minis fue ubicado dentro del programa Los Súper Astros, que se grababa antes de Monday Night Raw y se transmitía por Telemundo.

En 1998 Espectrito regresó al CMLL, y para 2001 tuvo una temporada como Torito, perdiendo la máscara con Pierrothito en la Arena Puebla el 26 de noviembre de ese año

En el nuevo siglo, Espectrito trabajó, además, en otras empresas como la IWA de Puerto Rico y Lucha VaVoom. En X-LAW tuvo la oportunidad de volver a luchar con elementos de estatura regular, haciendo pareja con el gigante enmascarado X-Lord y teniendo por primera vez el papel de consentido del público.

En julio de 2010, Espectrito participó en Lucha Fiesta 2010, en el Korakuen Hall de Tokio, Japón.
En julio de 2010, Espectrito participó en Lucha Fiesta 2010, en el Korakuen Hall de Tokio, Japón.

Desde hace unos diez años, El Espectrito dejó el CMLL, dedicándose sólo al circuito independiente, en un nuevo grupo en el que también estaban sus hermanos La Parkita y Espectrito II, quienes fueron asesinados en Garibaldi en 2009.

Las circunstancias que rodearon al crimen hicieron que la cobertura mediática se centrara no en condenar los sucesos, sino de alguna manera justificarlos. Y si eso fue doloroso para el medio luchístico, lo fue más para la familia.

La salud de Mario se fue deteriorando y el consumo de alcohol se acrecentó. Sus apariciones se hicieron cada vez más esporádicas conforme la vida le cobraba su cuota.

Finalmente, Espectrito falleció el día de ayer a los 49 años de edad.

Descansa en paz, Mario.

Hablamos de