Falleció El Audaz, luchador, músico, actor y galán mexicano

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

El día de hoy se ha confirmado la muerte de quien en vida se llamara Doménico Bazán León. Un hombre que desde la más profunda pobreza logró hacerse de un nombre, conquistando todas las metas que se propuso.

Domenico nació en Ojochal, municipio de Tlalixcoyan, Veracruz. La población era de apenas unos cuantos caserones, y con una escuela mutifuncional. El niño Doménico abandonó la casa familiar tras terminar la primaria, migrando a la capital del estado en 1959. En el puerto, el niño se topó con su primer gran sacudida de la realidad: una persona que le había prometido trabajo y casa se negó a otorgárselo cuando lo vio tan pequeño.

►Falleció El Audaz

Doménico comenzó a trabajar cargando bolsas en los mercados, echando bola en el calzado ajeno, limpiando vidrios de automóviles, y aprendiendo cualquier oficio que se presentara. Dormía donde se pudiera, donde le abrieran las puertas de una casa temporal, comiendo lo que saliera a su paso. Cuando cumplió 16 años y pudo hacerse de una licencia de conducir, comenzó a trabajar de taxista.

En estos ires y venires conoció la lucha libre en la Arena Estadio de la capital jarocha, llamándole poderosamente la atención. Investigó con quién entrenar y un año después comenzó a gladiar en ese local con el nombre de El Coloso.

Doménico rápidamente fue aceptado por el público jarocho, y lo catapultaron a los turnos estelares. Por esos tiempos (1964), El Coloso perdió la máscara ante otro luchador local, pero a los pocos días surgía, nuevamente enmascarado como El Audaz.

Fallece El Audaz
Falleció El Audaz

Un amigo, que había visto como era tratado en el puerto, lo recomendó en Monterrey. La Arena Coliseo regiomontana se volvió su nueva casa. En ella el gladiador tuvo que aprender, a la mala, que no por tener cartel en una arena pequeña, se era estrella. Tuvo que hacer exámenes y revalidar sus conocimientos ante los grandes monstruos regios de esos tiempos.

Además, el joven de 19 años tuvo que incrementar su masa muscular para lograr destacar entre un universo dominado por nombres como René Guajardo, Rubén Juárez, Humberto Garza, Rolando Vera y un sinfín de figuras regias que se habían convertido en estrellas a nivel nacional e internacional. De los 65 kilos que llegó pesando, alcanzó la nada despreciable cantidad de 95, convirtiéndose en un estupendo peso semicompleto que se volvió muy atractivo para la Empresa Mexicana de Lucha Libre.

►El Audaz en el centro del país

En esos tiempos, y antes de migrar, otro de sus sueños se hizo realidad. Un tanto cuanto bohemio, el joven Doménico había descubierto que tenía voz y aunque no tenía estudios de música, sabía tocar la guitarra de manera empírica. Tenía ya algunas canciones escritas, y con el contacto de un amigo logró grabar un sencillo acompañado de un grupo norteño para la compañia Cisne Raff.

Fallece El Audaz
Falleció El Audaz

Llegó a la capital del país en la segunda mitad de los sesentas, primero a arenas pequeñas, como la KO Algusto, causando impacto de inmediato. Pateó el pesebre poniéndose de tú a tú con los caballitos de batalla de la Arena Coliseo y ganándose el derecho de toserles de frente: ,Rapó a Tony Camargo "El Enfermero" el 5 de junio de 1970, en la Arena México, noqueando al veterano con un abrazo de oso muy efectivo en ese tiempo.

El Audaz vs. El Enfermero
El Audaz vs. El Enfermero (5 de junio de 1970).

Poco después, a Manuel Robles en la Coliseo capitalina el 20 de febrero de 1972, y una vez más al Enfermero en Poza Rica, Veracruz el 19 de diciembre de ese mismo 1972. Tuvo una lesión severa en la espalda que lo alejó más de medio año de los encordados, pero ya para entonces el joven (25 años) también había incursionado en la actuación de doblaje, poniendo voz a varias series televisadas.

►La cima de El Audaz

En 1975, con la desbandada de luchadores de la EMLL, Doménico se incorporó al elenco del Palacio de los Deportes durante el primer semestre de acciones de la nueva empresa. Como técnico, el gladiador comenzó a destacar tremendamente, y comenzó rivalidad contra el Jefe Dedos Chuecos, el inmortal Ray Mendoza, a quien le disputó y arrebató el recién conseguido Campeonato Mundial de Peso Semicompleto UWA el 3 de marzo de 1976.

Por esos entonces, y a pesar de ser uno de los luchadores más respetados en su medio, Doménico seguía con el gusanito de la música, y ya había grabado otro disco para la compañía Orfeon, pero ahí también descubre que le gusta mucho estar detrás de las consolas a la hora de la grabación. También, de su rol como actor de doblaje había pasado, por su físico y profesión, a ser doble en escenas de acción en varios filmes. Y esto lo hizo aparecer, sin máscara en varias películas, tanto como actor de reparto o hasta cantando.

También en esos tiempos, y por petición de su hermano, el gladiador patrocinó a un grupo de jóvenes locales con instrumentos musicales para que hicieran de la música su oficio. Sus paisanos en retribución se hicieron llamar los Audaces del Ritmo, motivo que hizo que Doménico decidiera invertir su dinero en la creación de un sello musical: Discos Audaz.

Para mayo de ese 1976, Promociones Mora lanzö otro cañonazo en el Palacio de los Deportes: un relevo sencillo con final suicida. Dos parejas de técnicos lucharían entre sí, los perdedores se enfrentaría en un duelo sin retorno: máscara contra máscara. Por un lado, Aníbal y Rayo de Jalisco, por el otro, El Audaz y El Solitario.

Fallece El Audaz
Falleció El Audaz

La lucha científica quedó atrás cuando Aníbal y Rayo salieron con la mano en alto durante la lucha formal. El Solitario y El Audaz salieron a dejar todo en el ring para conservar su incógnita en la caída extra del encuentro. Sin embargo, la leyenda del Solitario se alzaría en uno de los momentos más sublimes de su carrera, mostrando al mundo la cara de Doménico Bazán León.

Doménico no fue el mismo después de esa derrota. Aunque tuvo una especie de revancha, cuando el 17 de junio de 1976 siguiente, contra el mismo Solitario, defendió exitosamente su título en un abarrotado Auditorio Municipal de Torreón. Sin embargo pocos meses después, el 22 de agosto, en Monterrey dejaría el título ante Ray Mendoza, quien también lo raparía por esas fechas. 

►El éxito musical

Fallece El Audaz
Falleció El Audaz

A la par, seguía echándole muchas ganas a la difusión musical. Los Audaces del Ritmo tuvieron un silencioso resultado de su primer LP, pero con el segundo llamado "Los Plutones", Domenico visitó varias de las tiendas de discos más importantes del sureste mexicano y de la capital, dejando lotes de 50 LPs a consignación. Contó también con la ayuda de la estación XEOD de Veracruz, que empezó a difundir los sensillos de Los Audaces, causando un verdadero suceso.

Estando él en Japón, en una gira con gladiadores de El Toreo, el éxito del grupo cayó sobre el gladiador. Su esposa le habló al país del sol naciente diciéndole que no se daba abasto con la fabricación de más discos de Los Audaces. Una encrucijada tuvo el gladiador. Abandonó la gira, por lo cual el señor Flores lo castigó medio año. 

Las vacaciones sin sueldo le cayeron de lujo a Doménico, quien se dedicó al impulso de su grupo y su disquera. Los Plutones fue doble disco de platino y quintuple disco de oro por vender más de cien mil copias en todo el centro y sureste de la República Mexicana.

Doménico regresó pero sólo para decir adiós a los encordados, su gira de despedida duró todo 1977, teniendo luchas por todo el país con rivales de todo tipo. El gladiador vivía un momento de verdadera fama, pues su éxito como músico había catapultado a una horda de nuevos aficionados a las arenas, a ver a aquel cantante afamado luchar.

Tras su retiro de los cuadriláteros, el gladiador se convirtió de tiempo completo en un promotor musical, bajo su batuta nacieron y crecieron grupos musicales como el Súper Show de los Vázquez, Rigo Domínguez y su grupo Audaz, Campeche Show, Área 5, y muchos más.

El Audaz
El Audaz en la Arena Naucalpan (21 de agosto de 2008) | Foto: Israel Velázquez.

Su visión no se quedó solamente en la producción del material, sino que incluso lo llevó al campo de las presentaciones, donde llegó a pedirle exclusividad al popular locutor deportivo Ángel Fernández para que se convirtiera en el maestro de ceremonias y animador de los eventos e incorporó bailarinas para que sus grupos ofrecieran un performance diferente y de mayor calidad al de la competencia.

Después de tener problemas legales con Rigo y Ángel, el ex gladiador tuvo días oscuros alejándose durante buen tiempo de la música. Regresó con el Súper Grupo Sensación con las voces inconfundibles de los cubanos Celio González y Celio González Jr. Anexando como animador de sus espectáculos al tremendo cómico Luis Manuel Pelayo. También produjo música cristiana durante la última parte de su vida.

El Audaz
El Audaz en la Arena Naucalpan (21 de agosto de 2008) | Foto: Israel Velázquez.

Descanse en paz el artista del cuadrilátero, El Audaz.

 

 

 

 

Anuncio