WWE anunció en un comunicado que el miembro del Salón de la Fama Bruno Sammartino falleció a los 82 años luego de haber atravesado diversas dificultades de salud en los últimos meses. Según CBS, el luchador falleció «pacíficamente» acompañado de su esposa y sus dos hijos.

Sammartino nació en Italia y sufrió las consecuencias de la segunda guerra mundial. Su pueblo natal, Pizzoferrato, fue ocupado por los nazís, por lo que su madre decidió llevarlo a él y a sus hermanos a una montaña cercana para mantenerse seguros. No obstante, dos de ellos no pudieron sobrevivir a aquel duro estilo de vida y fallecieron a una temprana edad.

En 1950 Sammartino emigró a Pittsburgh, Estados Unidos, donde se encontraba su padre, quien había ido allí para poder conseguir un trabajo seguro y una casa para albergar a su familia.

Fue en norteamérica donde Sammartino gozó de cierto éxito como levantador de pesas, lo que le permitió conocer a Vince McMahon Sr. y a partir de ahí comenzar su carrera como luchador en WWWF.

El italiano logró convertirse en el Campeón WWWF más longevo de la historia cuando derrotó a Buddy Rogers en el Madison Square Garden, manteniendo ese título por casi ocho años, un récord que nadie estuvo ni cerca de romper.

En aquella época Sammartino era la atracción más importante que tenía el Madison Square Garden, su persona era vista como un héroe por los aficionados, y por eso, estos colapsaron la mítica arena en múltiples ocasiones.

Entre las rivalidades más destacadas en su ilustre carrera se encuentra la que tuvo con Ivan Koloff, quien fue el que le arrebató el título luego de su prolongado reinado en 1971 . El periodista Bill Apter en un artículo para WWE aseguró que en ese momento la tristeza era tan grande que parecía que todos «estaban en un funeral».

Otra enemistad legendaria fue la que tuvo con Larry Zbyszko, un joven luchador que fue entrenado por el mismo Sammartino. En 1980 ambos tuvieron un encuentro donde parecía que a pesar del resultado el respeto iba a sobreponerse, la cuestión es que eso no sucedió, y Zbyszko traicionó a Sammartino propinándole una brutal paliza que posicionó al joven como el luchador más odiado del mundo.

 

En 2013 WWE y el italiano llegaron a un acuerdo, lo que permitió que Sammartino fuese inducido por Arnold Schwarzenegger al Salón de la Fama, junto a otras leyendas como Mick Foley y Booker T.

Hablamos de