Falleció Bobby Lee. Recordamos las hazañas de la Bestia del 78

Por | | , , , , ,

Desafortunadamente este infame 2020 no nos ha dejado de golpear. Está ocasión en uno de los más queridos. Hoy, 26 de noviembre, se ha confirmado la muerte de Carlos Alvarado González, mejor conocido por todos como Bobby Lee.

Nacido en León, Guanajuato, el 15 de abril de 1950, don Carlos tuvo una de las carreras más fulgurantes y vertiginosas de la lucha libre mexicana.

Bobby Lee junto a Black Man, en la inauguración de la Arena Neza, en 1977

Debutó cuando tenía poco más de veinte años de edad, probando suerte con Impacto, el cual no causó mucho ídem, comenzó a emular al Gallo Tapado, primero como Gallo del Bajío, y después como Gallo Tapado II. Sin embargo, su carrera daría un vuelco gigantesco cuando en 1977, don Francisco Flores le ofreció una oportunidad en el elenco de El Toreo de Cuatro Caminos bajo la tapa esmeralda y plata de Bobby Lee.

►La Bestia del 78

Bobby Lee junto a Francisco Flores con el Campeonato Mundial de Peso Welter UWA

Después de una intensa preparación en las plazas de provincia del elenco independiente, dónde se alcanzó a hacer, junto a Flama Roja de las máscaras de los Tigres del Ring (los hermanos Corzo) en Ciudad Juárez; también destronó a Solar del Campeonato Mundial de Peso Welter UWA en junio del 78 en Monterrey.

Su primera gran oportunidad en el centro del país llegó en el Palacio de los Deportes, cuando haciendo equipo con el también novato Villano III, encararon a los veteranos Escorpiones el 13 de agosto disputándose las máscaras, pues su rivalidad había surgido unas semanas antes en la Arena Cuautitlán.

Hace poco recordamos en SÚPER LUCHAS el encuentro de máscaras así:

«Sangre, sudor y lágrimas hubo en Villano III y Bobby Lee, que tras perder la primera caída tuvieron que remontar para empatar en la segunda. Sin embargo parecía que el Villano condenaría a su rival, pues la sangre que brotaba de su frente era profusa. Ese gran corazón que siempre caracterizó al Rey Arturo fue el que lo trajo de regreso en la lucha, para que cuando ambos Escorpiones castigaban a Bobby, fueran sorprendidos por una Rana del tercer Villano, mientras que Bobby aprovechaba el desconcierto para rodar a toque de espaldas al otro Escorpión.

«Tras las capuchas de los Escorpiones se encontraba el viejo conocido Benny Romero, y el Búfalo, Raúl Reyes (homónimo del famoso monarca “El Moritas”). El Búfalo quiso volver a las glorias haciendo equipo con Mando Amezcua como los Cosacos Asesinos, y posteriormente Mister X.»

Poco después, el gladiador comenzó a llamar a la máxima leyenda de la lucha libre, Santo, la «Momia de Plata», derivado de su longeva carrera, y sus rivales en el cine. El héroe nacional lo retó a una lucha por el título mundial. Bobby Lee aceptó, pero con una condición: Sí el gladiador leones retenía, se disputarían una lucha máscara contra máscara contra el Plateado.

En esos momentos, las revistas que cubrían a los Independientes sacaban tiro por viaje reportajes de la ya «Bestia del 78», con declaraciones como está:

«No habrá poder humano que evite mis planes; máscara contra máscara frente a la ‘Momia de Plata’, por eso acepté exponer mi título mundial con él, porque lo voy a derrotar, como será, nadie puede dudar de mi derecho y mi oportunidad, ahora si algún oportunista intenta desafiarme también lo terminaré, y una cosa les puedo decir ahora: ustedes mismos todas las momias y me refiero a Blue Demon y Huracán Ramírez, porque serán mis próximas víctimas.»

O está:

«¡Yo soy la ley! ¡Voy a terminar con la leyenda del Santo! ¡Denme a la Momia de Plata! Santo dice que se va a retirar, de ninguna manera, yo lo voy a retirar: ¿Qué no le da vergüenza luchar a su edad?»

Bobby Lee retuvo el título el 27 de agosto en el mismo Palacio de los Deportes. Sin más escusas, se pactó la lucha de máscaras para el 3 de septiembre, también en el llamado «Cementerio de Máscaras» de la Magdalena Mixhuca. El Santo tuvo su última lucha de apuestas realmente importante. Bobby Lee estaba en su mejor momento. Y sin embargo, en uno de los finales más polémicos, Santo aplicó su mítica llave de a caballo al rufián esmeralda, y éste se rindió. Sin embargo las piernas de Bobby Lee rebasaban la imaginaría de las cuerdas, incluso con una de sus pantorrillas hacía contacto con la primera soga. El réferi no se percató de esto, y dio como único ganador al ídolo de ídolos, dejando ver, por primera vez el rostro de Carlos Alvarado. 

 

Quince días después, en una revancha directa, otra vez, de manera polémica, Bobby Lee era rapado en el mismo escenario: Bobby rinde al Enmascarado de Plata ante los ojos atónitos y los gritos incrédulos de la afición. Pero, soberbio, como siempre lo fue, no soltó el sometimiento ante la cuenta de protección del réferi, resultado: descalificación.

►El Huracán Enmascarado y otras hazañas

Después de la doble derrota, Bobby no menguó en su empeño de seguir como un estelarista ya consagrado. Siguió siendo el monarca de los welters, reteniendo el título ante gente como Estrella Blanca, Brazo de Oro, Solar y varios más. Fue hasta mediados del 79 cuando El Signo le pudo ganar en Tijuana la faja.

Bobby Lee

En ese entonces, logró rapar a Indio Vitela y Tony Santana.

Satoru Sayama era la sensación en Japón, bajo la máscara de Tiger Mask, y recordando su paso por México, él mismo pidió a Bobby Lee como rival. La empresa se lo concedió, haciendo que el mexicano se volviera a poner su hermosa máscara verde, y siendo presentado como Masked Hurricane (El Huracán Enmascarado).

Sí, Bobby Lee volvió a perder la tapa en Tokio. 

YouTube video

Su retiro fue muy prematuro, a principios de 1982, después de sufrir una sería lesión en la espalda.

Don Francisco Flores, sintiendo una deuda moral con el aún joven gladiador, lo comenzó a usar como uno de sus réferis de lujo. Incluso fue uno de los que estuvo en el cuadrilátero aquel 12 de septiembre de 1982, cuando Santo, el Enmascarado de Plata, se retiró de los cuadriláteros en El Toreo de Cuatro Caminos.

Después de su retiro, Bobby Lee se volvió prácticamente una voz respetada por propios y extraños en León y todo el mundo. Y tuvo etapas tanto como promotor local de AAA, como comisionado en su terruño amado. 

Pintura mural de la Bestia del 78 en su natal León, Guanajuato.

Siempre alegre, siempre dispuesto, siempre entusiasta, siempre recordado. Descansa en paz, Carlos Alvarado González, que la Bestia del 78, Bobby Lee, ya es inmortal.

 

 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.