Nacido el 18 de junio de 1951 en Hornu, Bélgica, pero de ascendentes italianos, Salvatore Bellomo migró joven a Estados Unidos, donde descubrió lo que sería su pasión de por vida: la lucha libre. Sin lograr poner su nombre en las grandes marquesinas del deporte espectáculo (quizá salvo aquella vez que enfrentó al Campeón Mundial de Peso Completo WWF, Bob Backlund en el Spectrum de Philladelphia el 4 de agosto de 1984, tratándolo de hacer como una especie de Rocky), sí consiguió pasar a la historia por su constancia y su pasión en la lucha libre.

A principios de los años setenta, Bellomo, comenzó a luchar en el área de Vancouver, Canadá, y pronto le surgió la oportunidad para visitar México, donde bajo el nombre de Adonis Romano, hizo temporada en la Empresa Mexicana de Lucha Libre. Era mediados del año 1975 cuando el semanario El Halcón presentaba al gladiador como un técnico querido, que buscaba enfrentar al «Chacal de Tlatilco» Tony Salazar. Sin embargo, no fue su único rival, sino también los Gemelos Diablo, a quienes enfrentó ese año junto a Alberto «Platanito» Múñoz para protagonizar la lucha más dramática, de acuerdo al mismo semanario.

El joven Adonis Romano buscaba la cabellera de otro joven, el chacal de Tlatilco, Tony Salazar.

Es curioso pensar en ese Adonis Romano, consentido y técnico, cuando el resto de su carrera se le vincularía con las luchas extremas y con apodos como «Wildman» (Salvaje) y «Crazy» (Loco). 

Aunque ya a finales de los setenta comenzó a trabajar con los McMahon, la realidad es que se convirtió en uno de los caballitos de batalla de la empresa en 1983, cuando aparte de la lucha ya comentada contra Bob Backlund, Bellomo se vio involucrado en varias de las historias de la empresa, desde enfrentar a Bobby «The Brain» Heenan y el infame Piper’s Pit donde Rowdy Piper humilla al europeo.

Rody «Rowdy» Piper humilló varias veces a Bellomo durante su segmento, el Piper’s Pit

Sin embargo, mientras en la WWF Bellomo aparecía como un pobre diablo, en el circuito independiente, sobretodo en la famosa área de los Tres Estados (Delawere, New Jersey y Pennsylvania) tenía buen cartel por su entrega. Cuando la Eastern Championship Wrestling comenzó Bellomo fue uno de sus luchadores más regulares. Tan es así que cuando dicha empresa consigue que sus eventos se graben para televisión, en el primer programa de la empresa, el 25 de abril de 1992, se organizaron dos batallas campales para sacar a dos finalistas y disputar al Campeón de Peso Completo ECW. Bellomo logró sobrevivir en la primera campal ante nombres como: Glen Osbourne, J. T. Smith, Jim Curry, Max Thrasher, Mr. Anthony, Mr. Perez, Pitbull Rex, Stevie Richards y Tony Stetson.

Bellomo, sentado y bajo el seudónimo de Salvatore Martino, junto a Mike Sharpe con los Campeonatos de Parejas de Canadá NWA, alrededor de 1978

De la otra campal resultó ganador Jimmy «Superfly» Snuka. En el mismo evento se dio la final, Snuka pasó a la historia como el primer monarca, Bellomo se quedó en el intento. Después de eso, Bellomo tomó un personaje que lo siguió acompañando por el resto de sus días: Wildman. Ataviado como centurión, el luchador se transformaba en un rudo locuaz, que igual hizo dupla con The Sandman o con Tommy Dreamer. A la llegada de Paul Heyman, Bellomo no tuvo cabida en la empresa que dejó el Eastern por el Extreme.

Wildman Sal Bellomo en la ECW. Foto cortesía de George Tahinos

Ya en el nuevo siglo Bellomo hizo campaña en la empresa de los veteranos Wild Samoans, la WXW. También realizó luchas en terrenos europeos, específicamente la lucha de su retiro sucedió en su país natal, Bélgica, el 25 de noviembre de 2006.

Su sobrino publicó la triste noticia que, víctima del cáncer, Salvatore Bellomo había fallecido el sábado 9. Descanse en paz.

 

 

 

Advertisements

Hablamos de