Cualquier juicio de valor pretende cierto grado de objetividad, ya que supone calificar el objeto de su valoración según sus propiedades. En otras palabras, no es lo mismo decir: “me gusta cómo lucha Cesaro”, que “Cesaro es un excelente luchador”.

La primera oración se refiere a mi subjetividad, a mis gustos, mientras que, la segunda se refiere al objeto, al luchador, y dice que el adjetivo “excelente”, define su forma de ejecutar su trabajo. Y lo mismo sucede cuando se califica el movimiento, el remate.

Así, antes de comenzar con la lista, lo propio es definir los criterios con que se impone el calificativo. Llamaremos “excelente”, al luchador que sobresale de entre los demás por el dominio de las técnicas de la lucha libre en todos sus aspectos: el llaveo, los azotones, los golpes, y las planchas. No se considera su habilidad como “entretenedor” o “performer”, ni los logros obtenidos en su carrera (títulos, copas, campeonatos).

En cuanto a los movimientos de remate, ya que su función es someter al contrincante dando por terminado el encuentro, debería de ser un evento devastador. Un movimiento que, evidentemente lastimé una o varias partes del cuerpo del oponente como para impedirle continuar la contienda. Un pésimo remate, es aquel que simplemente no resulta creíble, es inverosímil.

Los demás apelativos en la escala podrán ser dados a partir de su comparación con la jerarquía mayor. Así, se puede calificar de bueno, malo, o pésimo, en función de qué tan cercano o alejado se encuentra de la excelencia. Una vez hechas las aclaraciones necesarias, comencemos con la lista.

4. Cesaro

Cesaro en WWE 2K16

Antes de ser conocido como Antonio Cesaro, el luchador suizo trabajó para empresas como Ring of Honor (ROH), Pro Wrestling Guerrilla (PWG), Combat Zone Wrestling (CZW), y Pro Wrestling NOAH con el nombre de Claudio Castagnoli.

El atleta de 1.95 m y 108 kg, comenzó su entrenamiento en su natal Suiza con SigMasta Rappo, pero pronto pudo visitar la tierra de la lucha del estilo fuerte en Inglaterra, donde recibió entrenamiento de Dave Taylor.

Compitiendo en Estados Unidos adquirió conocimiento por parte de Chris Hero (Kassius Ohno en NXT) y Mike Quackenbush, para terminar bajo la tutela del entrenador en jefe en Último Dragón Gym y Chikara Wrestle Factory: el maestro Jorge Rivera Serrano “Skayde”, de quien aprendió el estilo aéreo y de llaveo a ras de lona que caracteriza a la lucha libre mexicana.

Gracias a su conocimiento de los distintos estilos y su gran preparación física, Castagnoli es probablemente el luchador más completo y versátil de la lucha libre mundial. Lo mismo puede batirse con hombres pequeños sobre el tapete, que realizar movimientos de carga y derribe vigorosos, surcar los aires emulando a los peso crucero, y conectar golpes de antebrazo, de codo, patadas voladoras y por supuesto uppercut europeos.

Sin embargo, aún con todo su numeroso y variado arsenal, en WWE su movimiento de remate es un rompe caras invertido con carga llamado “Neutralizer”, que por la poca altitud desde donde deja caer al oponente difícilmente podría suponerse un daño en la cara, pecho, codos o rodillas de consideración.

3. A.J. Styles

 

Allen Neal Jones fue entrenado por Rick Michaels, y desde 1998 hasta la fecha ha asimilado cada movimiento, estilo y técnica que se haya propuesto. Su impresionante recorrido en el universo de la lucha libre incluye las promotoras NCW, National Wrestling Alliance (NWA), WCW, WWF, Pro Wrestling Guerrilla (PWG), TNA, NJPW, ROH y por supuesto WWE.

Con apenas 1.77 m de estatura y 93 kg de peso, Jones ha sabido manejarse en un mundo de contrincantes más altos y pesados haciendo uso de su depósito de planchas y lances aéreos, y de combatir con fuerza y técnica contra los más ágiles y rápidos que él.

No obstante, su enorme repertorio de movimientos luchísticos, “El fenomenal” utiliza como remate un rompe caras invertido conocido como “Styles Clash”, que, la única manera en que puede causar el daño suficiente como para evitar que su rival se ponga de pie, es aplicándolo incorrectamente.

2. Daniel Bryan

Daniel Bryan

Bryan Lloyd Danielson se forjó un sitio como el mejor luchador estadounidense en la escena independiente antes de convertirse en Daniel Bryan. El dragón americano es considerado uno de los padres fundadores de ROH, y destacado competidor en Full Impact Pro (FIP), NWA, Pro Wrestling Noah y PWG.

Tan sólo mide 1.78 m y pesa 91 kg, pero es poseedor de una de las técnicas más depuradas del pancracio mundial. Conocedor del wrestling en la academia de Shawn Michaels, fue mejorando su estilo gracias a la sapiencia de estetas del ring como William Regal y guerreros como Masato Tanaka.

Aunque no lo parezca debido a las limitaciones impuestas por WWE a su talento, Bryan Danielson cuenta con un arsenal variado de movimientos de sumisión, de poder, e incluso vertiginosos lances, que le convierten en el luchador más completo de la unión americana, quizás sólo por debajo de A. J. Styles.

Con tan grande y efectivo repertorio, resulta ridículo que su movimiento final sea un rodillazo en carrera dirigido al pecho del contrincante, golpe que llegan a recibir de hombres más grandes y pesados sin obtener el mismo fin.

1. Sami Zayn

Sami Zayn

El luchador canadiense de origen sirio, Rami Sebei, es nuestra lista, el más ingratamente utilizado por WWE. Con su personaje de luchador mexicano enmascarado, El Generico llegó a colocarse como uno de los gladiadores independientes más respetados del circuito al participar en International Wrestling Syndicate (IWS), PWG, wXw en Alemania y DDT Pro-Wrestling en Japón.

Con 1.85 m de estatura y 93 kg de peso, Sebei ha sido capaz de ponerse al tú por tú contra la fuerza de Cesaro, la técnica de Bryan, y la espectacularidad de A. J. Styles. Bajo la tutela de Jerry Tuite y posteriormente de Savio Vega, El Generico logró sobrepasar a sus maestros y hacerse de un catálogo de movimientos envidiable.

El brainbuster sobre el esquinero fue su movimiento final durante gran parte de su carrera como independiente, movimiento realmente devastador en el que la cabeza del rival es conducida a impactar contra el anillo de acero recubierto únicamente por el protector.

En lugar de tal acción, su remate en WWE se limita a levantar la pierna para chocar su pie contra el rostro del contrincante cuando este se encuentra recargado sobre la esquina: Helluva Kick.

¿Y bien, qué dices, excelentes luchadores con pésimos remates o estas en desacuerdo en el calificativo para ellos o sus remates?

Advertisements
Anuncios
Hablamos de