Evander Holyfield peleará el próximo año en Japón, pero no es que quiera volver a competir de manera profesional.

Más bien se trata de una pelea de exhibición, de tres rounds, en las que planea recaudar fondos para los damnificados afectados por un tifón en Chiba, Japón.

Es por ello que el evento sucederá en aquel país.

«Regresaré al ring para mostrarle a la gente lo que puedo hacer», señaló Holyfield, de 52 años, que si bien ya tiene ocho años retirado, no ha dejado de ejercitarse.

Menciona que no lleva el régimen que mantenía cuando era profesional, pero sí menciona que hace ejercicios de fuerza pero nada fuera de lo común, que es algo que no ha dejado desde que empezó con el boxeo.

Todavía no hay una sede, fecha o rival confirmado, sólo la promesa de que esta leyenda pisará una vez más en enlonado.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de