El papel de Daniel Bryan y Rowan anoche en WWE SmackDown Live fue primero obligar a Buddy Murphy a «reconocer» que no fue el gigantón el responsable de los ataques a Roman Reigns. Y segundo decir al samoano que han hecho una investigación y saben quién fue en realidad. No está claro qué van a decir los dos barbudos la semana que viene, cuando revelarán lo que han descubierto, pero de todas formas todo indica que esto llevará a una nueva rivalidad hacia Clash of Champions 2019.

Pero el trabajo de los aliados anoche no acabó cuando las cámaras se apagaron. Cuando esto sucedió, los dos entraron al encordado para verse las caras con Heavy Machinery. Estos fueron quienes obtuvieron la victoria. Podría decirse que fue una sorpresa pero la consiguieron por descalificación. Pasó cuando el pelirrojo atacó a sus rivales con una silla, provocando que el réferi pusiera fin a la contienda. Pero la cosa no acabó ahí. Los dos barbudos estaban dando una paliza a sus rivales cuando Bryan golpeó accidentalmente con su rodillazo en carrera a su compañero. Esto hizo que sus oponentes se revolvieran y limpiaran la casa.

Fuera de este combate, también se celebró otro. Uno que se robó el show y que mandó a los fans muy contentos a casa: Ali contra Andrade. Esto no es ninguna sorpresa conociendo el enorme talento que tienen ambos. El primero de ellos además hizo esta publicación en Twitter:

«Robando el show después del show«.

No se puede decir que lo que pasó cuando las cámaras se apagaron fue mejor que todo lo anterior pero hubiera sido interesante que hubiera sucedido con las mismas encendidas.

Advertisements

Hablamos de