Los fans no paran de preguntarse cuándo Aleister Black va a acabar con sus viñetas protestando porque no tiene un rival y va a salir a los encordados a buscar uno. Es un luchador con un enorme talento, como demostró en sus tiempos como independiente y en NXT, y es una lástima que se esté desperdiciando. Es verdad que tiene 34 años, que su carrera en WWE apenas está empezando y que tiene mucho por delante para mostrar lo que vale. Pero no pasaría nada porque lo hiciera a partir de la semana que viene.

Mientras no lo hace, está recibiendo respuestas a sus desafíos de interesantes nombres.

no emitido

El que más está sonando es el de Buddy Murphy. El australiano no tuvo mucha suerte en su paso por la marca amarilla más allá de haber sido Campeón de Parejas. Pero cuando entró a 205 Live cambió su carrera por completo. Pudo demostrar el talento que tiene en los encordados y sorprendió a todos con sus combates. Se espera mucho de él en las dos marcas principales, pero de momento no ha tenido oportunidad. Lo cual, repitiendo lo comentado sobre Black, también se siente como que lo están desperdiciando.

Pero él quiere empezar a destacar y piensa que aceptar el desafío del ex Campeón NXT puede ser la llave que le abra la puerta. Por eso, mientras los fans, WWE y los rumores lo sitúan como el nuevo rival de Black, él mismo sigue presionando para ello. El martes, Black mostró otra viñeta en la que ruega porque un luchador llame a su puerta. La respuesta Murphy no puede ser más clara. Y como siga golpeando la puerta al final va a romperla. ¿Habrá rivalidad entre ambos?

Si finalmente no se celebra, no va a ser por falta de interés de los luchadores o de los aficionados, pues, igual que Black, están rogando que se enfrenten.

«No me den esperanzas«.

«No hagan eso. No me den esperanzas«.

«¡Queremos este combate!«.

«¡Oh, Dios mío! Está bien, ¡está pasando!«.

Advertisements

Hablamos de