Colores vivos, marionetas, una tonada simpática para un público infantil… y Bray Wyatt. Algo no encaja en este menú. El regreso del luchador a las pantallas de WWE sigue envuelto en incógnitas, tras una ausencia de casi ocho meses. Firefly Fun House es ahora el púlpito sobre el que el renacido excampeón mundial lanza unas promos aún más crípticas si cabe que las de su anterior etapa. Programa que, según reporta el Wrestling Observer, sería una metáfora de un trastorno mental.

metáfora de un trastorno
Bray Wyatt en su «Divertida Casa de las Luciérnagas» – WWE

En el último boletín del Wrestling Observer, Dave Meltzer da cuenta de sus indagaciones.

«Un terapeuta apuntó que ‘lugar especial’ es una estrategia de afrontamiento empleada habitualmente para los traumas. El diseño de la casa en llamas también está relacionada con las terapias contra los traumas. Poner las manos en su corazón es una referencia a los abrazos de mariposa, empleados para los trastornos de estrés postraumático que necesitan estimulación bilateral».

El trastorno de estrés postraumático es una enfermedad desencadenada por un episodio aterrador que causa un gran impacto en el afectado. Los síntomas pueden comprender reviviscencias, pesadillas y angustia, así como pensamientos incontrolables sobre ese episodio. Y dentro de las consecuencias últimas, cabe la posibilidad de crear una evasión como mecanismo de defensa que implique la asunción de una personalidad alternativa.

De ahí ese «nuevo» Wyatt, quien destruyó simbólicamente con una sierra eléctrica a «The Eater Of Worlds». Mientras, tal desencadenante quizás fuese la caída en el Lago de la Reencarnación, durante aquel insólito «Ultimate Deletion».

metáfora de un trastorno
Matt Hardy y Bray Wyatt en The Ultimate Deletion (19/03/2018) – WWE

Cuando el TEPT ocurre en niños, estos tienden a recrear el episodio traumático a través del juego. Motivo seguramente de que todo se presente bajo tal estética, con referencias a Waylon Mercy y Sister Abigail. Precisamente sobre este último personaje, Wyatt recordó aquel segmento en que quedó reducido a cenizas el cobertizo donde supuestamente estaba enterrado, a manos de Randy Orton.

La conclusión pues, si todo simboliza un proceso de TEPT, es que eventualmente veríamos de vuelta al anterior Wyatt. Así todas las promos sólo serían una maniobra de distracción. Y el desenlace podría llegar pronto, pues el gladiador ha prometido que la semana que viene revelará el mensaje secreto que esconden ocho promos protagonizadas por él en 2015. Misterio con el que WWE pretende elevar ratings. O al menos, tener a la gente hablando de Wyatt todo el tiempo posible.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de