Hace 42 años, el domingo 24 de diciembre de 1972, en la Arena Ecatepec del Estado de México, en la lucha principal, El Húngaro expuso y retuvo el Campeonato Ligero del Estado de México con el malogrado novato Javier Duval.

Javier Duval.
Javier Duval.

Mientras eso sucedía en el norte del Valle de México, allá en el otro extremo, en el sur de la capital, en la lejana Magdalena Contreras, en el local del Sindicato “La Lucha” se presentó en la estelar un australiano de lujo que fue ganado por el equipo formado por los hermanos Mil Máscaras y Dos Caras, acompañados por Carlos Cabañas “El Niño Montaña”. El equipo perdedor lo conformaron Gori Medina, Diamante Verde y Destino Negro.

El Niño Montaña.
El Niño Montaña.
Gori Medina.
Gori Medina.

Y todavía más al sur del país, en la ciudad de Iguala, Guerrero, en la Arena “La Afición”, el señor Mario Chávez, dueño y promotor del local, presentó aquella tarde un duelo de apuestas de cabelleras del que salió victorioso Tawa Vera sobre Rudy “El Diablito” Espinoza.

Rudy Espinoza.
Rudy Espinoza.

En tanto, en el occidente de la república, en las luchas principales de la Coliseo de Guadalajara, se presentaron dos relevos espectaculares. En el que ocupó el turno estelar, Ángel Blanco y Renato Torres contra Rayo de Jalisco y Alberto Muñoz; en el otro, fue un duelo “fraternal” de los hermanos Gemelos Diablo I y II contra los “hermanos” Martín y José Escobedo. Aunque realmente los Escobedo eran hermanos solo luchísticamente hablando, pues no tenían entre sí parentesco alguno, aunque los unía una gran amistad.

Un 24 de diciembre, pero de 1950, hace 64 años, en la función dominical del Auditorio Municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, la lucha estrella la ganó Felipe Romano al italiano Tony Felletti.

Felipe Romano.
Felipe Romano.
Tony Felletti.
Tony Felletti.

En la semifinal, el veterano Alfredo Ontiveros, quien en esta frontera en aquel tiempo combatía con el nombre de Young Matty triunfó ante Joe “El Pollo” Silva. En la tercera del programa empataron César Sando y Jorge Krim. Al Amezcua se llevó la victoria en la segunda del cartel ante Tony Navarro, el futuro Enfermero, y en el preliminar, el enmascarado El Cuervo y el Chivito Salazar les ganaron al Cantante Sánchez y a Fred Grey.

Alfredo Ontiveros.
Alfredo Ontiveros.

Aquella misma tarde, en el Palacio de los Deportes de Torreón, Coahuila, Joe Marín, Ray Valadez y Polo Torres vencieron al Asesino Joe, a Black Diamond y al Tigre de Jalisco. En la anterior, Henry Pilusso rindió a El Halcón (versión Blas Corona). En otras, el mítico Fantomas triunfó ante el pachuqueño Maciste; y abriendo la jornada, Chacal Ramírez sometió a Babe Galindo.

Y los aficionados tapatíos esa tarde, antes de irse a la cena navideña, concurrieron a la plaza de toros El Progreso a presenciar cómo el rudísimo Don Cesáreo victimaba en la estelar al “Generalito” Mario Prado, y en la anterior Stronger Flores le ganaba a Torbellino Negro.

Mario Prado.
Mario Prado.

 

 

Advertisements
Anuncios
Hablamos de