En un día como hoy, 27 de mayo de 1990, hace ya un cuarto de siglo, pasó a mejor vida una de las más peculiares y pintorescas leyendas de la lucha libre mexicana, El Lobo Negro, quien además de feroz rudo llegó a contar también con la técnica más depurada que lo llevó a crear la llave conocida como la lobezna. También dejó huella como columnista del semanario deportivo Zaz, donde escribía Piquetes a los ojos. El talento que descubrió ante la máquina de escribir lo llevó a ser escritor y ensayista incursionando después como guionista de cine, donde también llegó, gracias a su empeño a interpretar algunos buenos papeles de reparto en varias cintas.

Lobo Negro
Guillermo Hernández «Lobo Negro»
Lobo Negro
Guillermo Hernández «Lobo Negro»

Ese mismo domingo, por la tarde, en El Toreo de Cuatro Caminos, en la lucha estrella, Villano III recuperó el Campeonato Mundial de Peso Semicompleto WWF, arrebatándoselo a Sangre Chicana.

Villano III
Villano III (27 de mayo de 1990).

Dos Caras, Enrique Vera y El Texano ganaron la semifinal en australianos a los enmascarados rudos The Killer, Canek y Blue Panther.

Hubo otro australiano que terminó empatado entre las tercias de Hijo del Santo con los japoneses Gran Hamada y Asai, y la de Los Brazos (Brazo de Oro, Brazo de Plata y El Brazo).

Aníbal, Súper Astro y El Fantasma triunfaron también en lucha de australianos sobre Los Misioneros de la Muerte, versión Signo, Negro Navarro y Black Power.

En la inicial, que también fue en australianos, Los Temerarios (Black Terry, Shu el Guerrero y José Luis Feliciano) superaron a Black Man, Halcón 78 y Falcón.

También esa tarde, pero en la Coliseo de la capital, se guardó un minuto de silencio en memoria del recién fallecido Lobo Negro, y ante un local lleno a su máxima capacidad, la lucha estrella de esa función corrió a cargo de Cachorro Mendoza, Américo Rocca y Monarca Cruz, quienes triunfaron en relevos australianos sobre la terna de Emilio Charles Jr., Fuerza Guerrera y Jaque Mate.

El evento anterior fue una batalla campal con 12 luchadoras de la que se derivaron tres luchas en relevos. En la lucha final, Rossy Moreno y La Sirenita acabaron con el dúo de María del Ángel y Rosa María.

En otros resultados de aquella campal, Vicky Carranza y Selene se impusieron a Tania y a La Salvaje. Aparte de perder, La Olímpica y La Venus formaron una muy desacoplada pareja, pues terminaron como enemigas. Las causantes de su derrota fueron Cynthia Moreno y Janet.

El preliminar que fue en relevos lo perdieron la feroz mancuerna de Los Caifanes I y II frente a Magia Azul y El Pegaso.

Advertisements
Hablamos de