En un día como hoy, hace 45 años, el 21 de agosto de 1970, dejó de existir Francisco José Ota, conocido en la lucha libre como Mishima Ota, quien nació en Fukuoka, capital de la isla Kiushu, Japón, el 25 de octubre de 1932, es decir que al morir estaba próximo a cumplir apenas 38 años. Desde la edad de un año, radicó en nuestro país, primero en la ciudad de Mexicali y después, desde los 15 años de edad, en esta capital, a donde llegó para estudiar la carrera de ingeniería civil, logrando únicamente el bachillerato pues fue atrapado por la magia de la lucha libre. El profesor Gonzalo Avendaño lo instruyó en la disciplina, haciendo su debut en Mérida, Yucatán.

Mishima Ota
Mishima Ota.

Se presentó en la Arena Coliseo capitalina el 7 de marzo de 1952, perdiendo ante el neozelandés Principe Banu. En 1957 ganó en Torreón el Campeonato Nacional de Peso Ligero, arrebatándoselo a Juanito Díaz. Sin embargo, a los pocos meses de portar el título y después de algunas defensas del mismo fue desconocido:

“Por exigencias de la Comisión de Lucha que entonces representaba el licenciado José Covarrubias, Mishima Ota dejó el cinturón ligero nacional, que ocupó en 13º. lugar, después de ocho meses de poseerlo, al declarar el alto Comisionado, que esta clase de título sólo debían de pertenecer a luchadores mexicanos por nacimiento y de padres mexicanos” (revista Lucha Libre N° 360, septiembre de 1960).

Participó Mishima en la primera batalla campal en la que hubo doce luchadores combatiendo al unísono en un mismo ring, algo inusitado para aquellas épocas de 1965.

“… hasta que allá por mediados de 1967, en una mala tarde, luchando en función dominical contra El Fantasma de la Quebrada, en una salida violenta del ring, cayó de cabeza, golpeándose el cerebro en fea forma, accidente que ameritó su internación en un sanatorio de donde salió para no luchar más…” (Ibídem).

Sus males se fueron agravando y diversificando hasta que por fuerte afección estomacal tuvo que permanecer hospitalizado seis meses en el Centro Médico de donde ya no logró salir con vida.

Mishima Ota
Mishima Ota internado en el Centro Médico.
Mishima Ota
La noticia del triste deceso.

Descanse en paz

También un 21 de agosto, pero en 1964, o sea hace 51 años hizo su debut como luchador profesional el ícono nacional Mil Máscaras. El joven enmascarado hizo pareja con el maestro Rolando Vera, venciendo a la dupla de Espanto III y Red Terror. Esto fue en la Arena Coliseo de la Ciudad de Guadalajara.

Mil Máscaras
El debut profesional de Mil Máscaras.

Mil Máscaras estuvo haciendo campaña en el norte de la república por casi un año, hasta que el 16 de julio de 1965 se presentó en la Arena México.

Mil Máscaras
La revista Lucha Libre promovía fuertemente a Mil Máscaras.

Aquella misma noche, en la Arena México de esta ciudad, en lucha de apuesta de máscara contra máscara el mexicanísimo Rayo de Jalisco despojó de su identidad a La Bestia, quien resultó ser el español Tony Oliver.

El 21 de agosto de 1960, hace 55 años, en la Plaza de Toros “El Progreso”, de Guadalajara, el tenebroso enmascarado El Muerto defendió con éxito su identidad y gano la cabellera del Chacal Ramírez, quien había apostado su pelo.

Plaza de Toros “El Progreso”
Plaza de Toros “El Progreso”, 21 de agosto de 1960.

También en Guadalajara, también en El Progreso, y también en 21 de agosto, pero de 1955, hace 60 años, se presentó uno de los luchadores exóticos más famosos y cotizados de la historia Renato “El Hermoso”, quien se enfrentó aquella tarde en la lucha estelar al norteño Abel Krim.

Plaza de Toros “El Progreso”
Plaza de Toros “El Progreso”, 21 de agosto de 1955.
Advertisements
Hablamos de