El inesperado regreso del que muy pocos se percataron en Money in the Bank

Por | |

Los combates homónimos de Money in the Bank 2020 podrán haber gustado o no, pero nadie puede discutir que dieron mucha tela para cortar. Que tuvieron de todo, tuvieron de todo, y de ello se sostienen los más grandes críticos a la hora de cuestionar algunas decisiones: mucha comedia, acción y hasta cameos de reconocidos ejecutivos en los pasillos de Titan Towers, haciendo justicia al lema de "la edición corporativa".

Bruce Prichard fue el primero. Es de público conocimiento que quien fuese una de las manos derechas de Vince McMahon por más de veinte años regresó a la compañía en 2019 y desde que Eric Bischoff fuera despedido hace unos meses, ha fungido como uno de los encargados principales de SmackDown. A pesar de haber hecho su aparición bajo la piel de Brother Love, el irritable mánager que hizo famoso a fines de los 80, lo cierto es que definitivamente califica como un alto mando de WWE.

WWE Money in the Bank 2020 | Resultados en vivo | En busca del maletín 51

A la par de Prichard, otras figuras que tienen o tuvieron alguna vez un rol de autoridad —y que todavía trabajan en algún otro en las oficinas centrales de Connecticut—dijeron presente. Stephanie McMahon advirtió a Dana Brooke que no había ganado la contienda cuando la rubia descolgó un maletín cualquiera en la habitación de conferencias, John Laurinaitis recibió un tortazo de Otis, Paul Heyman fue víctima de una guerra de comida entre los doce competidores, y Mr. McMahon fue testigo de cómo AJ Styles y Daniel Bryan entraban a su oficina sin permiso y se retiraban poco más cabizbajos tan pronto notaron dónde se encontraban.

Hay una aparición, sin embargo, que si bien no pasó desapercibida sí que desconcertó a unos cuantos. Y que muchos no lograron identificar. ¿Recuerdan al hombre vestido de payaso que se escondía detrás de una silla mientras las Superestrellas se repartían golpes en los pasillos? Pues aquel no era otro hombre más que Doink "The Clown", una recordada carta de la WWF de principios de los 90.

Bueno, no exactamente el mismo individuo, pero sí el mismo personaje. Porque, de hecho, fueron muchos los encargados de ponerse el maquillaje a lo largo de los años...

Matt Osborne fue su intérprete original y para muchos, el mejor. Con él, el diabólico rudo basado en el Pennywise de Stephen King vivió sus más cálidos días, pero luego de su salida de la empresa en 1993, Doink sería encarnado por Steve Keirn, Steve Lombardi (Brooklyn Brawler), Ray Apollo, Nick Dinsmore (Eugene) y muchos otros, algunos de forma temporal y otros por cosa de una noche. La polémica siempre siguió al personaje, con muchos haciendo uso de él en el circuito independiente sin el permiso de la grande del entretenimiento.

Con el renovado éxito de la saga de It fruto de su reboot, algunos aficionados no tardaron en pedir por el regreso de este particular payaso malvado —las similitudes saltan a simple vista—, alegando que una nueva versión de éste funcionaría de maravillas en estos tiempos.

Pues de alguna forma, lo obtuvieron. Su cameo fue cuanto menos extraño, y no han sido pocos los que no lo reconocieron como tal. Es que su aspecto distó de ser el de antaño y al no haber comentaristas que lo mencionaran, pasó en gran parte inadvertido para ser un visto más que nada como un hombre cualquiera en un traje de payaso. Lo que lo delató fue la música que se emitió de fondo, la misma que Doink y su compañero Dink utilizaban en sus tiempos de actividad.

Aunque no podemos confirmarlo, se sacó a relucir en las redes sociales el parecido físico entre el encargado de limpieza en la escena del baño donde resbaló Brooke y el payaso. En caso de ser ese apunto correcto, el hombre detrás de la pintura sería Kane Prichard, hijo de Bruce; que se sepa, no es un empleado de WWE, mas la empresa quiso llevar a la menor cantidad de gente posible al "set de filmación".