Mark Henry volvió a WWE para reestablecer la cadena de mando, lo que es una muestra perfecta de su importancia en la empresa. Ha dedicado toda su vida a la lucha libre y se ha hecho un nombre en la industria. Todos los respetan y él se hace respetar. Es complicado saber lo que sucede en privado pero públicamente el miembro del Salón de la Fama no duda en hablar claro acerca de cualquier cuestión por polémica que sea y reprender a cualquier luchador si cree que no se está comportando de la manera adecuada.

Embed from Getty Images

Pero el exluchador no se dedica únicamente a poner orden y a dar su opinión, también deleita a los fans contando historias que ha vivido durante su carrera. Por ejemplo, en su reciente aparición en el Steve Austin Show, recordó la ocasión en la que amenazó a Shawn Michaels y fue reprendido por Vince McMahon. Todo sucedió cuando se estaba recuperando de una lesión en el tobillo a finales de los noventas.

«En una ocasión, WWE me desterró a Canadá porque amenacé con matar a Shawn Michaels. Cuando me rompí el tobillo, escondieron mis muletas. Entonces dije: ‘Está bien, se acabó. No voy a aguantar esto. Pesas como 180 libras, hombre. Te mataría si te golpeara’. Y él dijo: ‘¿Me estás amenazando?’. Y yo dije: ‘No creo que sea realmente una amenaza. Solo digo las cosas como son. Déjenme en paz’. Él se lo contó a Vince y él vino a hablar conmigo: ‘¡No puedes amenazar a nuestros mejores luchadores! ¿Qué te pasa?’ Yo dije: ‘No estoy acostumbrado a cosas como esta. Y si las hacen, deberían atenerse a las consecuencias’. Y él dijo: ‘¡No, maldita sea! ¡No puedes golpear a la gente! Eso no va a arreglar nada. No puedes amenazar a nuestro luchador principal. ¡No, maldita sea!'»

Hablamos de