Asuka es la luchadora más dominante del planeta, no sólo en NXT donde desde que ha llegado no ha perdido una sola lucha de manera individual, y mucho menos ha sido puesta con las espaldas planas por los tres segundos.

Pero su carrera no comenzó en NXT, su andar inició en Japón en 2004 y de ahí comenzó a desarrollar su estilo apabullante, dominador y duro que tanto éxito le ha traído. Su deambular por empresas como AtoZ, Ice Ribbon, JWP, NEO, Smash, WAVE y Zero 1. De todas ellas aprendió y dejó escuela. En todas ellas, el eco de sus logros retumbó en todos lados, al grado que logró internacionalizarse mucho antes de llegar a WWE, ya que trabajó con Shimmer de manera regular entre 2011 y 2014.

Es precisamente durante este año que, la entonces conocida como Kana, lanzó su proyecto basado en su forma de entender la lucha libre, bajo el nombre KanaProMania, la gladiadora organizó varias funciones en el famoso Korakuen Hall de Tokyo, donde lo mejor de la baraja independiente de Japón se dio cita para luchar de manera diferente, al estilo agresivo de Kana, y en el que se vivieron momentos increíbles.

Uno de ellos sucedió en la función del 16 de junio de 2014, bajo el nombre KanaProMania: REACH, estuvo encabezado por un relevo mixto con la propia Kana haciendo equipo con Naomichi Marufuji, para enfrentarse a Meiko Satomura y al tremendo Minoru Suzuki.

Cabrá, para quien no sepa quien es Suzuki, hacer un espacio para definirlo como uno de los gladiadores más belicosos de la historia de la lucha libre a nivel global, es recio, no se intimida con nadie, no importa el «personaje», es más, cuando es «personaje» más se crece, como a veces las palabras no son suficientes pongamos unos clips de Suzuki:

El día que Asuka probó una sopa de su propio chocolate 2El día que Asuka probó una sopa de su propio chocolate 3El día que Asuka probó una sopa de su propio chocolate 4El día que Asuka probó una sopa de su propio chocolate 5

 

Y bueno, volviendo al encuentro en cuestión, todo se desarrollaba normal, como en la gran mayoría de duelos mixtos ocurre, en este Suzuki enfrentaba a Marufuji, mientras que Kana hacía lo propio Satomura. Sin embargo, por coraje, después de que Satomura diera el relevo Suzuki, Kana se queda para enfrentarlo:

 

Kana, quien se inspiró en Suzuki para crearse arriba del ring, quería impresionar a su héroe, quería demostrar que podía ser como él. Pero Suzuki no dio una sola concensión.

Suzuki intenta un súplex alemán, pero Kana tiene logra revertir el movimiento con una patada en la zona blanda. Y ahí el error de la gladiadora, quien sintiéndose superior escupe a Suzuki.

Suzuki al sentir la humillación se transforma, y de ser el luchador soberbio se convierte en un chacal desalmado, aniquilador, fúrico, que va sobre la rival sin piedad a hacer daño.

 

Después de ser separados por la réferi, Sukuki insta a Kana a que siga en el combate, ella haciendo acopio más de valor que de fuerza ataca, pero no, Suzuki prende en un doloroso candado al tobillo y no deja que se acerque a las cuerdas para romper.

Sí, Kana es una valiente, es una guerrera, pero no podría nunca contra este huracán demoledor llamado Minoru Suzuki

Después de una dormilona, Suzuki aplica un martinete para que la réferi determine el triunfo a favor de su equipo. La sed de sangre había terminado… por esa noche.

Kana reconoció la supremacía de Suzuki, al grado que pidió que el gladiador hiciera equipo en la siguiente función con ella. No iba a cometer el mismo error otra vez, cuando la cazadora terminó cazada. 

Hablamos de