La lucha por el Campeonato WWE en SummerSlam se situó como la quinta en un PPV con diez combates. Es verdad que este título no está pasando por su mejor momento, pero puede que su situación tan preocupante como para que se haya disputado en el último evento de pago por detrás de la lucha por el Campeonato de Estados Unidos o la que protagonizaron, por enésima vez, Baron Corbin y Finn Bálor.

Desde Cageside Seats se han dado cuenta de un curioso detalle respecto al título y al propio PPV. Esta fue la primera vez que el Campeonato WWE se sitúa en la primera mitad de las luchas del cartel de SummerSlam. Porque, por ejemplo, el combate que disputaron Triple H y The Great Khali en 2008 también fue el quinto, pero de un cartel de siete. Esa fue la vez que más cerca estuvo de lo que sucedió este año.

Hay años en los que el título no fue defendido en el evento, como en 1988, 1989 y 1991. Pero en cada uno de ellos el campeón sí que participó, en una lucha de parejas, estando situado por encima de la primera mitad del cartel. Y lo cierto es que los únicos años en los que el Campeonato WWE no se ha defendido en las últimas tres luchas del PPV más importante del verano son 2015, 2016 y 2018.

¿Podría argumentarse que este título ha ido perdiendo prestigio? Cada uno tendrá su opinión. Cabe mencionar que el medio no cuenta ni las luchas del pre-show, ni los combates no televisados ni tampoco los canjeos de maletín. Se centra en las luchas programadas para el PPV desde un primer momento. Veremos cuál es la posición del campeonato en el próximo PPV, Hell in a Cell.

Conocedores, ¿qué opinan sobre este curioso dato? ¿creen que el título no es tan importante?
Advertisements
Hablamos de