Cuando las conmociones cerebrales lo obligaron a retirarse antes de tiempo como luchador, Corey Graves no estaba dispuesto a que eso fuera todo para él. Sabía que quería continuar relacionado con la lucha libre, y aceptó la oferta de convertirse en comentarista de WWE. Siempre había destacado por su manejo del micrófono y si bien no es lo mismo hacer una promo que narrar un evento, podía intuirse de que haría un buen papel. Con el paso de los años, finalmente se ha asentado como una cara habitual en la mesa de transmisión.

De hecho, Graves comenta tanto Raw como SmackDown. No obstante, eso podría cambiar pronto. Recientemente hablamos de que WWE podría tener que sacar a Renee Young de la marca roja, donde es comentarista. Esto porque cuando SmackDown comience a emitirse en FOX ella va a conducir un talk show en FS1 exclusivo de la marca azul y en la cadena tienen tanta confianza en ella que podrían quedarse con ella. Ahora, ¿qué puede pasar con el comentarista a partir del próximo 4 de octubre?

El futuro de Corey Graves

insolita propuesta

En el reciente boletín Wrestling Observer, Dave Meltzer publicó esto:

«Existe el plan para que cada marca tenga su propio equipo de comentaristas. Eso significaría que Corey Graves no continuará como comentarista de ambas».

Será interesante ver a cuál de los dos programas va Graves si eso sucede. Ahora mismo el principal es Raw, pero existe la intención de que lo sea SD, lo que nos haría pensar que irá a este. Él es sin duda el presente y futuro de los comentaristas de WWE por lo que lo querrán en su show más importante. Pero Meltzer no adelanta nada de esto todavía. Tampoco confirma que cada marca vaya a tener su propio equipo de comentaristas, solo que existe dicho plan. Veremos qué más sabemos próximamente.

Hablamos de