Las últimas palabras grabadas en audio de Eddie Guerrero a Chris Benoit

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Independientemente de sus vidas personales, con actos que obviamente no se pueden comparar o poner en paralelo por la gravedad de unos y otros, los fans de la lucha libre siempre recuerdan tanto a Eddie Guerrero como a Chris Benoit, pues nos dieron excelentes momentos dentro del ring y sus compañeros los califican como dos de los mejores luchadores, con sus distintas características, de las eras recientes. Recientemente, se hizo viral en redes sociales, una grabación de lo que fue el último mensaje que Guerrero le envió al canadiense.

Eddie Guerrero y Chris Benoit (q.e.p.d.) Eddie Guerrero a Chris Benoit
Eddie Guerrero (q.e.p.d.) y Chris Benoit (q.e.p.d.) Eddie Guerrero a Chris Benoit

► Eddie Guerrero a Chris Benoit

Así es, el canal de YouTube Booze Dudes, había publicado en junio del año pasado lo que es el último mensaje de voz que Guerrero le dejó a Benoit en su celular. En ella, se escucha a un Eddie muy cansado o en un muy mal estado, un día antes de su fallecimiento el 13 de noviembre de 2005, y esto es lo que se logra entender que dice ese sábado 12 de noviembre:

"¡Hola, soy Eddie Guerrero! Hola, Nancy, ¿cómo estás? Aquí Eddie, Vickie, Shaul, todos queremos saludarte, decirte 'hola' a ti y a Daniel y a Chris, a toda la familia. Esperamos que estén bien. Y solamente quiero decirte que la próxima vez que él venga cerca a Phoenix, tú tienes que venir, ya lo miraremos por medio de la empresa.

"Pero, en fin, te llamaba porque tengo que volar a Minneapolis ESTA NOCHE, y no sé si Chris también vaya a volar esta noche o mañana en la mañana, pero lo que sí sé es que tengo que volar en la noche, así que oí que tú le ibas a programar el hotel a Chris y a Tony, porque..."

"[Sábado a las 3:50 pm] Hola, chicos, aquí Eddie. Michael... sí, solamente eso. Me gustaría averiguar con el hotel para reservar la habitación una noche extra. Así que si puedes devolverme la llamada, estaría enorme, enormemente agradecido, ¿está bien? Gracias, hermano, y siento mucho molestarte, ¿está bien? Tómate tu tiempo, ¿okay?"

No sabemos si Nancy le hizo el favor de reservarle otra noche de hotel, pero finalmente, Eddie llegó a hospedarse ese sábado por la noche en el Marriott Hotel City Center de Minneapolis, Minnesota, y caminando junto con Chavo Guerrero, se encontró a Chris en el hotel, se saludaron y los tres hicieron planes para levantarse temprano, desayunar e ir a hacer ejercicio.

Desafortunadamente, al otro día, Chavo se levantó, y del hotel le informaron que Eddie no se había levantado y que no contestaba las llamadas, por lo que apurado procedió a ir hasta la habitación y forzar la entrada, poco después de las 7 de la mañana junto con el personal del hotel. Allí, lo encontraron consciente y "apenas aferrándose a la vida", luego de haberse desmayado en el baño con un cepillo de dientes en su mano. Al poco tiempo, Chavo lo tomó en sus brazos para ponerlo en la cama, y allí fue donde perdió el conocimiento. Chavo empezó a aplicarle reanimación cardiopulmonar, y los paramédicos que llegaron al hotel llamados por el staff del mismo, lo declararon muerto.

Eddie Guerrero a Chris Benoit
Eddie Guerrero a Chris Benoit

Entonces, Chavo llamó a Benoit, quien arribó rápidamente a la triste escena. Y según reveló el periodista e investigador Irv Muchnick, en su libro Chris & Nancy: The True Story of the Benoit Murder-Suicide & Pro Wrestling's Cocktail of Death, antes de llamar al 911, lanzaron por el inodoro una dosis de estanozolol (o winstrol) que era de Eddie y que la tenía lista para usar porque se venía un tour por Europa.

Es precisamente de ese libro de donde sale el audio que oyeron antes. Con la compra del libro, publicado el primero de noviembre de 2009, los fans tenían acceso a comprar un contenido extra, que incluía un DVD que imágenes de la casa en donde ocurrió la tragedia, y ese correo de voz, que Chris Benoit guardó en su celular hasta el fin de su vida como el último recuerdo de la voz de su gran amigo Eddie y que fue encontrado por la policía del condado de Fayette en Georgia tras investigar los trágicos sucesos de aquel junio de 2007.

Anuncio