DRAGONMANIA #2 EN LA ARENA MÉXICO (13-MAYO-07)

Por | |

Celebrando veinte años como luchador, Último Dragón presentó la segunda Dragonmanía en la Arena México. El cartel internacional mostró varias sorpresas y dejó un buen sabor de boca a las personas que lograron llenar el local en un 98 por ciento, con un porcentaje mayoritario de invitados por los patrocinadores del evento.

Como es sabido, las funciones de Toryumon son un híbrido: estilo mexicano con reglas japonesas. Así, todas las luchas estuvieron pactadas a una caída, con un límite de tiempo establecido según su importancia: de menos a más en ambos casos. En el primer encuentro, Toshiya Matsuzaki y el cantonés Brian Lee, derrotaron a Daisuke Hanaoka y Arkángel. Fue Lee el artífice del triunfo mediante una plancha de 450 grados sobre Hanaoka.

Siguieron las damas, quienes perdieron la compostura. Antes de la lucha se proyectó un vídeo en el que Hiroka y Mima Shimoda, estando en un salón de belleza, se burlaban de las “bigotonas mexicanas”. Más prendidas en su amor propio y natural vanidad femenina que en cualquier nacionalismo, India Sioux y Marcela salieron a darle con todo a las japonesas, que en ningún momento dieron marcha atrás. El límite de tiempo expiró, y las luchadoras seguía golpeándose. No hubo resultado.

En el 3-Way Match de parejas, Skayde sustituyó a Negro Navarro, e hizo pareja con Dr. Karonte Jr. para enfrentar a las duplas de Hijo del Fantasma y Amigo Suzuki, y a Joe Potter y Bino Gambino. Lo más notable de esta lucha fue la reaparición de Potter, quien se presentó con Toryumon el año pasado. Su parecido con el personaje de Harry Potter es increíble, y está tan verde como luchador que provocaba las risas de la gente, en un ejemplo notable de humor involuntario. El verdadero nombre de Joe Potter es Joe McCausland, y al lado de su hermano John (que lucha como Osiris), maneja una empresa en Ontario, Canadá, llamada UWA Hardcore. Los hermanos McCausland contactaron al Dragón el año pasado con el fin de abrir un gimnasio de Toryumon en su ciudad, y hasta ahora todo parece marchar bien.

En la UWA Hardcore, Joe es conocido como Joe E. Slick, y es el anunciador, pero ahora está aprendiendo a luchar. Si alguna vez llega a ser bueno, no lo sabemos, pero al público le llamó la atención. Al final de la lucha, Bino Gambino aplicó a Amigo Suzuki una rana invertida sosteniéndose de las cuerdas. A Potter no le gustó la trampa y le pateó las manos, provocando que Suzuki le volteara la rana a Gambino, para luego terminarlo con un Tiger Suplex. Furioso, el alumno de Jesse Hernández comenzó a golpear a Potter, pero Suzuki y Fantasma regresaron a ayudarlo. Potter se recuperó y le aplicó su Potter Cutter a Gambino, vengando la afrenta.

Por cierto, Toryumon tendrá en Ontario un par de funciones en conjunto con UWA Hardcore el 25 y 26 de mayo. Participarán el Dragón, Liger, Goto, Okada y el resto del elenco, y son interesantes las luchas que habrá, como la de Sonjay Dutt versus Brian Lee; un choque de mujeres: Mima Shimoda vs. Sara del Ray (American Angel), además de la defensa que del título welter NWA hará Hajime Ohara ante Chris Sabin .

Y en esta noche de la Dragonmanía fue cuando se confirmó esa lucha titular, pues Hajime Ohara pudo retener el cinturón ante La Máscara, en lo que fue la primer defensa de su segundo reinado. La Máscara no supo llevar a buen término su revancha (concedida después de un año), pero sin duda perdió ante alguien de calidad. En los minutos finales, parecía que cualquiera se llevaría la victoria: Ohara aplica súplex, pero recibe a cambio un DDT desde las cuerdas. El campeón aguanta, realizando un súplex alemán y un codazo al rostro, pero cuando busca rematar, La Máscara elude el ataque, e intenta de inmediato enganches para inmovilizar a Ohara. Ni la rana con puente olímpico, ni el puente griego ni la casita logran frenar al monarca, que de pronto reacciona, derriba a su rival con patadas voladoras, y lo clava en la lona con un Fisherman Buster para el triunfo final.

Antes de esa lucha, se presentó un encuentro estilo cómico mexicano, cuyo preámbulo fue mostrado en las pantallas gigantes: Shigeo Okumura y Hiromi Horiguchi se encontraban comiendo taquitos, pero llegó Casanova Italiano, les tiró los tacos al piso, y dijo que si comían eso, se pondrían como Los Brazos, así que les ofreció una rebanada de la pizza que llevaba. Terminaron diciendo que la comida mexicana no servía. Una vez en el ring, los rudos enfrentaron a Brazo de Oro, Brazo de Platino y Passion Hasegawa. El año pasado, el trío era completado por Brazo de Plata, pero como no se presentó, Hasegawa tomó su lugar. Fue tan cómica su actuación como “Brazo adoptivo”, que la repitió. Los técnicos se hacían acompañar por una mascota, a la que llamaremos Kecerdito… Lo único que se puede comentar de esa lucha es que Brazo de Platino se lastimó una pierna, pero pudo sobreponerse al dolor, para seguir luchando hasta ganar el encuentro con su sentón con giro. Parecía que ya no le dolía nada, pero al salir de la arena una hora más tarde, lo hizo cojeando.

En el match semifinal, tuvimos un encuentro de relevos CMLL vs. New Japan. Negro Casas y Dr. Wagner Jr. enfrentaban a su clásico rival de Japón: Jushin “Thunder” Liger, que tuvo como pareja a su compañero de C.T.U., Hirooki Goto. El encuentro fue bueno, pero prometía más. Quizá el problema es que no tuvo el ritmo al que nos tienen acostumbrados en Japón, sin detenerse a escuchar a los aficionados. En México suele pensarse que la manera de ganarse al público es interactuando, pero habiendo una buena lucha, el respeto es automático.

Wagner se sacó la espina de su actuación en el Grand Prix, y demostró su calidad. Hubo un momento en el que estuvo a punto de vencer a Liger con una plancha desde las cuerdas, pero el japonés aguantó y le aplicó su Liger Bomb. Al intentar un ataque aéreo, Liger recibió un superplex, y tras un juego de cuerdas, un brutal golpe de antebrazo y una patada a la nuca. Liger salió del ring, y mientras se recuperaba, Wagner se fue al pasillo, lanzándose como bala de cañón sobre él… Hirooki Goto entró contra Negro Casas, quien lo recibió con patadas voladoras al muslo y su veloz casita, ganando la mejor lucha de la noche, aunque para el nivel de los cuatro luchadores, casi podríamos llamarla mediocre.

En la estelar, estaba la duda de quién sustituiría a Místico. El lesionado ídolo, se presentó a media función para pedir disculpas por no poder trabajar, pero además, fue presentado como embajador de Pronósticos para la Asistencia Pública, y un rato después, fue el encargado de celebrar el concurso Melate en transmisión en vivo para la televisión.
Cuando ya estaban sobre el ring los equipos rudo y técnico, llegó Místico en ropa de calle. Último Guerrero lo retó, y en una mala decisión, Místico respondió el reto, sacando del encordado a su rival con unas tijeras.

El equipo de seguridad separó a los rivales, y Místico fue llevado a vestidores. No llegó ningún sustituto, y el encuentro quedó en desventaja: cuatro contra tres.

¿Qué podían hacer?

Ya sea Último Dragón por el poco peso, Kazuchika Okada por la falta de experiencia, o Mil Máscaras por el exceso de ella, pero definitivamente no podían contra el combinado tan bestial que tenían enfrente: Último Guerrero, ganador del Grand Prix y MVP del CMLL; SUWA, alumno aventajado del Último Dragón, en su lucha de retiro en México; Yoshihiro Takayama, ex campeón IWGP (New Japan) y GHC (NOAH), con dos metros de estatura; y finalmente Minoru Suzuki, gladiador de instinto asesino y actual poseedor de la Triple Corona de la All Japan.

¿Qué podían hacer?

El que llevaba la lucha sobre sus hombros era Kazuchika Okada. Durante largos minutos fue presa del inmisericorde castigo de la cuarteta de rufianes, que lo golpeaban y pateaban a placer. Por más que intentaba hacerle daño a Takayama con jabs, machetazos y codazos, el gigante ni se movía, y respondía con un solo golpe que enviaba a Okada por los aires. Mil Máscaras no pudo evitar las agresiones, y al querer ayudar, fue lanzado del ring. Los rudos la emprendieron ahora contra el Último Dragón, a quien le destrozaron la máscara de forma total. Los aficionados abucheaban, suplicando el fin del sufrimiento de los consentidos, así fuera con una pronta derrota. Era eso o esperar un milagro.

De pronto, apareció un grandulón. Portaba la máscara del Dragón, e impulsándose por el pasillo, voló sobre la tercera cuerda y derribó a los japoneses y al nacionalista de viernes, Último Guerrero.

El sustituto de Místico se quitó la máscara y se la entregó al Dragón, mientras se encargaba de la cuarteta ruda. Al igualar la estatura de Takayama, la balanza se niveló y la acción se multiplicó, dejando atrás el ritmo alentado de la maquinaria pesada japonesa. Afuera del ring, Último Guerrero fue aplastado por la legendaria plancha de Mil Máscaras, mientras Corleone ganaba un duelo de patadas a Takayama, sacándolo del ring y siguiéndolo con una codazo desde la ceja. SUWA quedó sólo con Último Dragón, y tras un leve intercambio de golpes, el Dragón dominó con sus patadas y fulminó a su alumno con el Dragon Cutter para llevarse la lucha.

Sin ser una función tan majestuosa como la del año pasado, la segunda Dragonmanía mostró una mejor producción y un manejo de las situaciones alejado del estilo mexicano. Si bien es de lo poco que podemos considerar en nuestro país como “super show”, hay que criticarle que fue un evento demasiado similar (en algunos casos idéntico) a la Dragonmanía pasada. Con los elementos de la lucha estrella pudo haberse creado algo más interesante. Ya lo mencioné líneas arriba: el equipo técnico nada tenía que hacer ante los monstruos rudos, y era demasiado notorio el “Respétame que soy leyenda”, respondido con un “¡Toma tu respeto!”, y traducido en un mal espectáculo.

Diferente hubiera sido un match de alto rendimiento entre Liger y Negro Casas, seguido de una lucha de parejas en súper libre con Wagner y Jindrak contra Takayama y Suzuki, mientras que el Dragón y Mil Máscaras hubieran mostrado una estelar tranquila, con su ritmo, ante Último Guerrero y SUWA, con el Dragón celebrando sus veinte años de luchador y SUWA retirándose.

Fotos de ZAO y ROSTRO OCULTO

RESULTADOS:
1- Brian Lee y Toshiya Matsuzaki vencieron a Daisuke Hanaoka y Arkángel con plancha de 450 grados de Lee a Hanaoka (9’18”).
2- Mima Shimoda y Hiroka se fueron sin resultado ante Marcela e India Sioux al expirar el tiempo límite (15’00”).
3- Hijo del Fantasma y Amigo Suzuki ganaron un Three Way Match a Joe Potter y Bino Gambino y a Jorge “Skayde” Rivera y Doctor Karonte Jr. en 17’59”.
a) Gambino elimina a Skayde con rodada a espaldas planas (10’07”).
b) Suzuki elimina a Gambino con Tiger Suplex (17’59”).
4- Brazo de Oro, Brazo de Platino y Passion Hasegawa vencieron a Shigeo Okumura, Hiromi Horiguchi y Casanova Italiano con sentón desde las cuerdas de Brazo de Platino a los tres rudos (11’22”).
5- Hajime Ohara retuvo el Campeonato Mundial de Peso Welter NWA al vencer a La Máscara con un Fisherman Buster (16’40”).
6- Dr. Wagner Jr. y Negro Casas vencieron a Jushin “Thunder” Liger y Hirooki Goto cuando Casas aplica la casita a Goto (16’36”).
7- Último Dragón, Mil Máscaras, Kazuchika Okada y Marco Corleone vencieron a Minoru Suzuki, Yoshihiro Takayama, Último Guerrero y Suwa con el Dragon Cutter del Dragón a Suwa (19’33”).

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

2 Comentarios
Lo último
Lo primero Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios