Hace unos momentos, en la magna función G1 Supercard, desde el Madison Square Garden, se dio la coronación del mexicano Dragon Lee.

Tras imponerse en una triple amenaza ante Taiji Ishimori y el también mexicano Bandido, el miembro  de la Dinastía Muñoz se apoderó del Campeonato Jr. IWGP. Esta era la tercera vez que nuestro compatriota contendió por este cinturón, que tenía en la mira desde 2017. Las dos veces anteriores, retó sin éxito a su acérrimo rival Hiromu Takahashi.

Fue una vertiginosa lucha de poco más de ocho minutos de duración, suficientes para que el integrante del CMLL se apoderara de este cetro y convertirse en el monarca 84 de su historia.

El final no pudo ser más cardíaco, luego de rápidos castigos, Lee finiquitó con un poderoso Dragon Driver que dejó fuera de circulación a Bandido.

Hay que recordar que Dragon Lee desafió a Ishimori en el curso de la tradicional función de Aniversario de NJPW, a principios de marzo. La lucha sería un mano a mano, pero Bandido pidió su inclusión señalando que lo justo era que para esta función hubiera un representante de ROH.

Dragon Lee entra en los libros de la historia al ser el tercer mexicano en lograr este prestigioso título, detrás de Juventud Guerrera y Místico (el actual Carístico).

En la conferencia a los medios tras su victoria, Dragon Lee dijo que el primer rival al que enfrentará para defender su flamante título, será a Hiromu Takahashi. Lanzó entonces su sentencia: «Los estoy esperando Hiromu y Daryl».

Advertisements
Anuncios
Hablamos de