Día Nacional de la Lucha Libre: La crisis en medio de la pandemia

Por | | , , , , , , , , , , ,

El 21 de septiembre es un día muy importante para a lucha libre mexicana, pues representa el nacimiento del CMLL, la empresa más antigua del mundo y la empresa que comenzó oficialmente con este deporte en México.

Es así ,que desde el 2019, la Cámara de Diputados aprobó nombrar a este día como el Día Nacional de la Lucha Libre y el Luchador Profesional. Esto sumado a que en 2018, se le declaró patrimonio intangible de la Ciudad de México.

Pese a que en su primera edición se celebró este día fue celebrado con funciones y y convivencias entre el gremio luchístico, este 2020 las cosas son muy distintas y ha dejado en claro las carencias que viven los luchadores actuales.

►Carencias en la lucha libre mexicana

No es secreto que desde hace muchos años la lucha libre tiene un enorme rezago en cuestión de salud y apoyos a luchadores retirados. En este tema hay mucho qué hablar, desde falta de médicos en las arenas, hasta lesiones graves que quedan en el olvido.

Los luchadores que no forman parte de una empresa no tienen un sueldo fijo, tienen la fortuna de poderse contratar con quien quieran y cobrar lo que ellos gusten, pero en caso de una lesión, ellos normalmente cubren sus gastos (con excepciones en algunas promotoras, que son las menos).

Además, que un luchador que va empezando suele trabajar gratis o cobrando muy poco, arriesgando su vida y sin garantía de nada en caso de un accidente.

Muchas veces los luchadores en general no se realizan estudios y no se pueden detectar lesiones que puedan ocasionar algún problema o incluso la muerte, como sucedió con Silver King o el Hijo del Perro Aguayo, en este tema es parte de responsabilidad del luchador, pero también de la promotora o empresa, para buscar que los elementos estén bien.

La lista es larga y es algo que no se ha atendido pese a algunos intentos de asociaciones como la organizada por Octagón o la Comisión de Lucha Libre de a Ciudad de México, que aunque no obliga a los gladiadores a hacerse pruebas, sí los invita a ferias de salud y consigue descuentos para que estás puedan realizarse.

Arena Naucalpan

►La Lucha Libre durante la pandemia

Las carencias en este deporte se han visto aumentadas con la llegada de la pandemia del coronavirus, la cual ha golpeado a todo el ambiente, desde luchadores hasta promotores y dueños de empresas.

Los gladiadores independientes se quedaron absolutamente sin un ingreso, por lo que muchos buscaron generar por medio de venta de artículos y comida, o dejando a un lado el equipo de luchador para buscar un trabajo diferente.

En la Ciudad de México se consiguió un apoyo para gladiadores, pero el cual ha sido insuficiente por la prolongación de la pandemia.

Muchas promotoras pararon y tuvieron que invertir en otras cosas aunque afortunadamente poco a poco han podido regresar a la actividad, con o sin permiso de las autoridades. Primero hubo eventos a puerta cerrada y posteriormente, en el Estado de México se está permitiendo el acceso a aficionados con el 30% de afluencia.

Así regresan las Arenas del Estado de México con el 30% de capacidad

Sin embargo, realizar una función puede que no sea tan sencillo, pues hay muchas medidas que se tienen que tomar en cuenta, la más cara es la instauración de pruebas contra el Covid-19, las cuales pueden llegar a ser de 800 pesos (algunas pruebas rápidas) a 3 mil pesos (PCR), por lo que las tres opciones son: asumir el gasto, no realizar funciones o jugársela sin permiso; aunque en la primera y a tercera, siempre habrá riesgo de contagios.

Es así que esta pandemia vino a golpear aún más a la lucha libre mexicana, la cual lleva años con problemas y sus protagonistas, lejos de tener algo seguro para su futuro; y a la fecha esto sigue siendo incierto.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.