Sin Paul Heyman, Raw mejoró su audiencia: de nuevo, el pez que se muerde la cola

Por | |

destitución de paul heyman

Poco después de la comentada salida de Paul Heyman del área creativa de Raw por orden de Vince McMahon, recogimos las siguientes declaraciones de Dave Meltzer.

«A ver, en cuanto a las dos cadenas de televisión, sé que a USA le disgustó el cambio. Le disgustó mucho, por cierto. No creo que la cadena estuviera contenta con los ratings, pero lo entendían. Le dijeron que sería un proceso de construcción y lo entendieron».

Y esta semana vimos el primer episodio de Raw sin injerencia de Heyman desde que el otrora padrino de ECW fue contratado como director ejecutivo de la marca roja hace casi un año. Show bastante distinto al formato habitual de los presentados bajo esta breve "Era Heyman". Básicamente, menos combates y más promos.

Pero que quizás hiciese cambiar de opinión a USA Network, porque logró unas cifras de audiencia que suponen toda una hazaña en comparación a la tendencia reciente: 11% más de espectadores respecto al pasado lunes, media de 1.939.000, y sin apenas altibajos entre las tres horas de programa. De hecho, son los mejores datos para Raw en dos meses y medio. 

destitución de Paul Heyman
WWE

 

► La destitución de Paul Heyman, ¿un movimiento necesario?


Un servidor ya ha expuesto en varias ocasiones que el gancho para sentar semana sí y semana también al llamado Universo WWE no son grandes combates. Heyman se vanaglorió durante años de superar en ratings a Raw cuando ejerció de principal guionista de SmackDown! de julio de 2002 a febrero de 2003, pero quien escribe ya derribó tal mito con un artículo al respecto.

Motivo de que quizás fuese una decisión errónea situar a Heyman de director ejecutivo de Raw, un programa que siempre se caracterizó por su componente "entertainment", más allá de que en sus mejores años no descuidara el factor combates.

Especialmente, si el veterano mánager de Brock Lesnar mantuvo su política de apostar por jóvenes talentos bajo una coyuntura como la actual, donde la dispersión del público es aún mayor. Nunca lograrás posar sus ojos sobre tu producto construyendo a caras desconocidas (pese a que muchas de ellas provinieran de NXT, show emitido también vía USA Network) en tiempos como los actuales. 

A cambio, Mr. McMahon dio con la tecla este lunes, recurriendo a caras del pasado como Christian, Big Show y Ric Flair, pues recordemos que los televidentes mayores de 50 años suponen el grueso de fieles de WWE. Mientras, apenas tuvieron protagonismo caras con proyección futura, a excepción de Ángel Garza, Apollo Crews y The IIconics

destitución de Paul Heyman
WWE

El problema aquí, sin embargo, es una praxis que, si bien luce adecuada para el momento presente, a todas luces resulta negativa a largo plazo. WWE, en su incapacidad por crear nuevas estrellas, ha malacostumbrado a sus seguidores con una sobreexposición de la nostalgia. Estos sólo parecen responder ante los estímulos del pasado, ante la llamada "comodidad de lo conocido".

Ya quedó patente en Super ShowDown 2020, cuando Goldberg derrotó a Bray Wyatt, consiguiendo el Campeonato Universal. Decisión creativa vilipendiada por la comunidad luchística de internet, pero que simplemente respondía a hechos: una aparición de "The Myth" el 7 de febrero hizo que SmackDown tuviera el mejor cuarto de hora de audiencia en lustros. Pez que se muerde la cola, o más bien, círculo vicioso en toda regla de difícil ruptura. 

destitución de Paul Heyman
WWE