Descanse en paz El Marqués

Por | | , ,


La lucha libre mexicana ha vuelto ha ser sacudida con una pérdida muy lamentable. Está ocasión, hoy 8 de enero de 2020, se ha confirmado la muerte de quién en vida se llamara Jesús Aguilera González, mejor conocido por su nombre luchístico, El Marqués.

Descanse en paz El Marqués
En 1972, de acuerdo a la revista Lucha Libre, era considerado como uno de los gladiadores con más futuro.

►Descanse en paz El Marqués

Nacido en Ciudad Juárez, Chihuahua, Aguilera se interesó en la lucha libre a temprana edad, comenzando a entrenar bajo la batuta del Bizarro. Su llegada al centro de la República sucedió a mediados de 1971, ya con su bella máscara azul, por lo cual, el departamento de programación de la Empresa Mexicana de Lucha Libre lo comenzó a emparejar con el guerrero cartagines, Aníbal, con quien hizo campaña.

Descanse en paz El Marqués
"Duelo de titanes... fue el que sostuvieron los nuevos valores Perro Aguayo y El Marqués. Se disputaron el triunfo palmo a palmo". Revista Lucha Libre 1972

Dicha alianza catapultó a ambos a lo más alto de las carteleras de la Seria y Estable, donde sus duelos con los Hippies o contra Karloff Lagarde y Rene Guajardo marcaron toda una época. Fue precisamente contra Lagarde cuando El Marqués se consagró, la velada del 11 de agosto de 1973, cuando en la siempre funcional Arena Pista Revolución, conquistando el Campeonato Nacional de Peso Welter. El título sólo lo conservó un par de meses, cayendo ante su paisano Fishman en Acapulco.

Poco antes, El Marqués ya había demostrado su valía conquistando la máscara de The King (Héctor López López) en Torreón, Coahuila, un 23 de abril de 1972.

El Marqués vs. Enrique Vera
El Marqués vs. Enrique Vera (6 de julio de 1973).

Tras la desbandada de luchadores de la Seria y Estable a la empresa Mora y Asociados, encabezada por Aníbal y Guajardo, El Marqués los siguió. Sin embargo, la sociedad tronó, y el aristócrata comenzó a ser un rudo despiadado, humillando al cartagines. El Sr. Flores no se hizo mucho del rogar, y firmó la lucha de máscara contra máscara en el Palacio de los Deportes de la capital del país el 18 de julio de 1975. Siendo la víctima de Aníbal, Aguilera volvió a luchar con la cara al viento, como en el principio de su carrera.

A finales de los setentas, Mora Flores, ya en El Toreo, anunciaba la llegada de dos héroes a sus filas: Batman y Robín comenzarían a gladiar. Así debutó con su nuevo personaje. Por cuestiones de marca, hoy tan comunes, fue rebautizado como Betman, y el Robin poco a poco se fue alejando de la dupla.

Descanse en paz El Marqués
Batman y Robin, el lanzamiento de Lucha Libre Independiente para la década de los ochentas.

Un joven Enigma de Oro lo retó a una lucha de máscara contra máscara, dándose la contienda el 26 de diciembre de 1982. El encuentro, según las narraciones de ese tiempo, fue intenso, pero manchado por las intervenciones del second de Enigma, el temperamental Rafáel Núñez, Scorpio. Fue una intervención de éste quien decidió la lucha en favor de su beneficiado, mostrando una vez más la cara de Aguilera.

La situación al final de esa lucha se volvió tan áspera entre el derrotado y el second, que se planteó de inmediato un duelo de cabellera contra cabellera entre ambos la siguiente semana. Scorpio, una vez más con artimañas, consiguió imponerse ante Aguilera. Rapándolo por primera y única ocasión.

El que alguna vez había sido El Marqués decidió dejar paulatinamente la lucha libre y enfocar su vida en otras situaciones, dejando tras de sí una trayectoria importante, pero fugaz, y legando también una de las máscaras más elegantes en la historia de la lucha libre mexicana.

Descanse en paz El Marqués.

 



2 comentarios en “Descanse en paz El Marqués”

Los comentarios están cerrados.