Actualización de la demanda contra Vince McMahon, WWE y John Laurinaitis

El 25 de enero, la exempleada de WWE Janel Grant presentó una demanda contra Vince McMahon, la compañía y el exejecutivo John Laurinaitis por tráfico sexual, abuso emocional y agresión sexual. Las acusaciones fueron negadas y actualmente el caso está bajo investigación federal. Hoy conocemos una novedad.

► La demanda McMahon, WWE y Laurinaitis

Según informan nuestros compañeros de Fightful, Laurinaitis presentó una declaración jurada solicitando que la demanda presentada por Grant contra él, McMahon y WWE sea trasladada a arbitraje privado. Anteriormente, Grant acordó suspender su demanda a pedido del Departamento de Justicia.

  • Como empleado a tiempo completo de la WWE en el momento del acuerdo de confidencialidad de Grant con McMahon y la WWE, Laurinaitis «creía» que era una «parte liberada» de cualquier y todas las demandas presentadas por Janel Grant.
  • Según los términos del Acuerdo de Confidencialidad, cualquier asunto que necesitara resolverse debería llevarse a cabo en un arbitraje vinculante bajo la Ley Federal de Arbitraje.

El arbitraje privado es un método de resolución de conflictos en el que las partes en disputa acuerdan someter sus diferencias a uno o varios árbitros, en lugar de llevar su caso ante un tribunal judicial. Un método alternativo de resolución de disputas que ofrece a las partes una vía más flexible, rápida y confidencial para resolver sus conflictos fuera del sistema judicial tradicional. Dentro del mismo, se pueden señalar los siguientes puntos clave:

  • Voluntariedad: Las partes acuerdan voluntariamente someterse al arbitraje, ya sea mediante una cláusula en un contrato previo o mediante un acuerdo específico posterior a la disputa.
  • Neutralidad: Los árbitros son terceros neutrales seleccionados por las partes, quienes pueden tener experiencia o conocimientos específicos relevantes para el caso.
  • Privacidad y Confidencialidad: A diferencia de los procedimientos judiciales, el arbitraje es privado. Los procedimientos y el resultado no se hacen públicos, lo que puede ser ventajoso para las partes que desean mantener la confidencialidad.
  • Flexibilidad: Las partes pueden acordar las reglas del procedimiento arbitral, lo que permite mayor flexibilidad en comparación con los procedimientos judiciales más formales y rígidos.
  • Rapidez y Eficiencia: Los procedimientos de arbitraje suelen ser más rápidos que los judiciales, ya que evitan las demoras típicas de los sistemas judiciales sobrecargados.
  • Finalidad y Vinculación: Las decisiones de los árbitros, conocidas como laudos arbitrales, son vinculantes para las partes y, en la mayoría de los casos, tienen la misma fuerza que una sentencia judicial. Sin embargo, las opciones para apelar un laudo arbitral son muy limitadas.
  • Cumplimiento Internacional: Los laudos arbitrales son generalmente más fáciles de hacer cumplir en el ámbito internacional gracias a tratados como la Convención de Nueva York sobre el Reconocimiento y la Ejecución de Sentencias Arbitrales Extranjeras.

Vince McMahon

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon