Ryan Bader salió de la UFC en 2017 después de haber ganado siete de sus últimas ocho peleas. Incluidas sus últimas dos peleas en la promoción.

Quizas fue un error de UFC al dejar que Bader se fuera cuando aún tenía 30 años, y esas conversaciones solo se harían más fuertes cuando Bellator se convirtiera en su nuevo hogar y continuara acumulando las victorias.

Incluso convirtiéndose en el primer doble campeón de Bellator después de ganar el campeonato de peso semicompleto en una victoria por decisión dividida sobre Phil Davis y ganar el torneo de peso completo a principios del año pasado.

Esas conversaciones incluso han avanzado hasta preguntarse qué habría pasado si Bader permaneciera en la UFC y compitiera contra Daniel Cormier, quien fue campeón de peso semicompleto y se convirtió en un doble campeón por derecho propio en el momento de la salida de Bader. En una entrevista reciente, Cormier se encargaría de responder esta pregunta de qué pasaría entre Bader y él:

"Creo que Ryan ha hecho algo tremendo por sí mismo. Conozco a Ryan desde que estaba en la universidad. Siempre ha sido un gran trabajador y muy comprometido con su familia y todo lo demás. Creo que es genial. Es emocionante verlo ganar un nivel de éxito al que nunca había llegado realmente en la UFC y las posibilidades de que llegara allí, habían vacilado".

"Pero no podría pelear conmigo. Me gusta el chico, pero es diferente. Es solo un poco de un enfoque diferente. Mira, al final del día solo soy un tipo malo. Eso lo aprendí de Josh Barnett. Entras allí, le frotas el codo en la cara, le pasas la mano por la boca. Soy de la vieja escuela, como Josh Barnett. Lastimas incluso cuando no estás haciendo mucho y a la gente no le gusta eso".

Advertisements
Hablamos de