Matt Riddle no fue capaz de vencer anoche a Adam Cole para conseguir el Campeonato NXT. Para sorpresa de muchos, el dueño del título no necesitó de sus tres amigos de la Undisputed Era para derrotar de forma limpia a su rival, a una de las más grandes estrellas de la marca amarilla. Lamentablemente para él no tuvo tiempo de celebrar pues pronto apareció Finn Bálor para confirmar que se queda en la misma. Pero ahora seguimos centrados en el reciente retador al campeonato, que parece que no tendrá pronto otra oportunidad.

► WWE rechazó a Matt Riddle

interesante participante

El año pasado no el primero en que Riddle intentó firmar con WWE. En 2015 realizó una prueba con la empresa McMahon, pero no le fue tan bien como en 2018. Recientemente charló con Lilian García en su Chasing Glory acerca de por qué en aquella ocasión, por qué hace cuatro años, no consiguió un contrato.

«Me rechazaron. No fue por mi pasado en UFC, cualquiera pensaría que eso me ayudaría, y lo hizo, pero me metí en algunos problemas por fumar marihuana. Déjame aclarar que no estaba solo fumando marihuana, tenía una licencia para consumir marihuana medicinal y me permitieron legalmente usarla en el estado de Nevada porque tuve un par de cirugías en las manos y rodillas y me recetaron todas estas drogas farmacéuticas que no quería tomar. Pero me hice adicto. Elegí seguir esa ruta y me metí en problemas por eso«.

Parece ser que, como es de suponer, por otro lado, el rechazo de WWE a Riddle no tuvo nada que ver con sus habilidades luchísticas ni nada parecido, sino con su adicción al consumo de marihuana. Esto no sorprenderá a nuestros lectores, pues antes incluso de que firmara, cuando se rumoraba que iba a hacerlo, adelantamos en SÚPER LUCHAS que iba a tener que dejar de hacerlo si quería tener una larga carrera en esta compañía. Afortunadamente para él, lo hizo, y ahora es una de las más grandes estrellas.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de