Anoche, en Friday Night SmackDown, King Corbin se burló de que Roman Reigns sea el «Gran Perro» porque considera que la marca azul no es el patio de éste, sino su reino. Hizo pasar a una persona disfrazada del mejor amigo del hombre para que se arrodillara a sus pies. Más adelante, el sabueso de la justicia hizo pagar a su odioso compañero del Team SmackDown en Survivor Series 2019 por sus declaraciones, ayudando además a Mustafa Ali y Shorty G a mantener su puesto en el PPV del 24 de noviembre.

Fuera de esta historia, confirmamos que Daniel Bryan será el retador al Campeonato Universal en el mismo evento. Bryan desafió a The Fiend, que no le quedó más remedio que aceptar mientras tanto los fans como sus títeres se lo pedían. Esto pasó después de que, nuevamente, Sami Zayn intentara convencer a Bryan para que se una a él y a Shinsuke Nakamura, lo cual parece que no hará.

► Cuando Friday Night SmackDown salió del aire

Cuando Friday Night SmackDown salió del aire

Estas dos historias tuvieron su respectivo combate una vez las cámaras del programa de la marca azul se apagaron.

Primero, Reigns se vio las caras con Corbin en un mano a mano que fue ganado por él mismo. El rudo tuvo que pagar en dos ocasiones por haberse burlado de él.

Después, Fiend tuvo que defender el Campeonato Universal ante Bryan para ver qué le espera dentro de unos días. Fue capaz de hacerlo, después un Sister Abigail.

Como vemos, además, la luz roja continúa presente en los combates del demonio. Y es de suponer que también lo estará en el PPV. Muchos la comparan con la que aparecía en los de Sin Cara anteriormente, en sus inicios en WWE, pero puede decirse que esta es bastante más molesta.

Hablamos de