Chris Jericho puede considerarse ya dentro del Olimpo de los grandes campeones de la historia. Y no sólo por su soberbia carrera plagada de títulos, al que ahora añadió el Campeonato Mundial AEW. Igualmente, por experimentar en sus propias carnes lo vivido por Bruno Sammartino en 1965, cuando este sufrió el robo del Campeonato Mundial WWWF mientras cenaba en un restaurante. La pregunta es si, al igual que aquella historia, no habrá final feliz. Hace unas horas, la policía de Tallahassee publicó una foto con la presea recién encontrada… para minutos después, puntualizar que la investigación sigue en curso, mientras tampoco ha trascendido quién fue el responsable. Sin embargo, unos ex-WWE han dado un paso al frente y aseguran ser los ladrones del título AEW: Cryme Tyme.

«Primeramente, Cryme Tyme no son unos ladrones. De hecho, somos ciudadanos ejemplares. ¡¡Shad y yo, de hecho, recolocamos en su sitio las pesas y limpiamos el equipo cuando vamos al gimnasio!! Somos BUENAS personas. NUNCA hemos robado nada en toda nuestra carrera. Eso es un rumor que se fue de las manos. Tomamos prestado esto para mandar un mensaje.

«No fue un golpe a Chris Jericho, sino a AEW. Si queréis de vuelta vuestro preciado título… es fácil. Queremos a los Young Bucks«.

Una buena manera de venderse a AEW


El rumor mencionado por JTG es el siguiente.

«No quiero señalar a nadie, peeeeeero, ¿alguien ha visto a JTG y Shad últimamente? Sólo pregunto. Por nada».

Parece que Cryme Tyme quieren unirse a AEW y de esta manera han querido jugar con la noticia del momento para llamar la atención de los Élite. Hasta ahora, no hemos tenido constancia de que la novel compañía tenga en su radar a este par de veteranos, que continúan compitiendo dentro del circuito independiente, aunque de manera esporádica. En 2019, por ejemplo, sólo han disputado dos combates, por lo que a priori, quizás sólo se trate de una broma sin mayores indicativos.

Advertisements
Hablamos de