Corey Graves está teniendo actualmente más presencia en WWE de la que ha tenido nunca. Y no hablamos de su reciente polémica relacionada con Mauro Ranallo. El ex luchador se encuentra trabajando en la mesa de comentaristas de Friday Night SmackDown mientras que conduce el podcast After the Bell así como es uno de los protagonistas de la nueva temporada de Total Divas, en la que se está contando cómo comenzó y se desarrolla su relación amorosa con la luchadora Carmella.

► Corey Graves en Total Divas

Corey Graves en Total Divas
Corey Graves en Total Divas

 

Y todo esto sin hablar de sus comentarios en las redes sociales o como comentarista en televisión. Pero ahora queremos centrarnos en una sola de estas cuestiones, su papel en el reality show. Mella está un poco más acostumbrada a que las cámaras la acompañen en su día a día, puesto que esta no es su primera temporada en el mismo, pero no tanto Graves, que sí está debutando. Por eso, no sólo tiene que aprender cómo se trabaja en un programa de estos, sino que no puede comportarse como es en realidad. O eso opina él.

Quien fuera una prometedora Superestrella de NXT, comentó esto a Not Sam Wrestling:

«Es extraño tener a cámaras continuamente filmando mi vida. No pensaba que esto iba a ser parte del trato. Y tampoco ayudó que me dijeran que sea yo mismo. Pero no puedo ser yo mismo cuando hay cámaras todo el tiempo, porque así es como terminas en la cárcel«.

No sabemos qué hace Graves en su vida privada cuando no tiene una cámara delante, pero nos atrevemos a adelantar que nada más extraño que la mayoría, pero sabemos lo mucho que le gusta llamar la atención. Lo cierto es que en el show hasta ahora no lo ha hecho, no ha salido nada a la luz diferente de lo que suele verse, de lo que suele hacer un hombre, una pareja. Al menos cuando los están filmando. Es de suponer que no solo él, sino que todos se controlan para no mostrar más de lo que querrían.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=jUUvSLaqd3s]

Hablamos de