Conor McGregor se mantuvo al margen de las MMA por un margen de tiempo considerable. Desde que perdió con Khabib Nurmagomedov en octubre del año pasado, el astro irlandés se dedicó a promocionar otros negocios como su marca de ropa, August McGregor, y su whiskey, Proper No.Twelve, mientras que una futura pelea se veía cada vez más difusa. Sin embargo, a comienzos del 2019 el ex «champ-champ» empezó a dar señales de una posible vuelta al octágono, resaltando la calidad de peleadores como Dustin Poirier, Max Holloway y José Aldo, entre otros, y desafiándolos a un combate. Pero con el tiempo, estos retos lucieron más como una forma de mantener la relevancia que de auténticas ganas de batallar, y un poco que se convirtieron en una muletilla dentro del deporte.

A pesar de todo, tres peleadores insistieron en desafiar al ex Campeón de Peso Pluma y Ligero UFC: Justin Gaethje, Poirier y Donald Cerrone, y si bien varios fanáticos ansiaban más un encuentro con los dos primeros, fue Cerrone quien finalmente obtuvo el boleto dorado a una pelea con McGregor, puesto que se confirmó que, tras un año de hiato, el irlandés volverá a calzarse los guantes para vérselas con el legendario Cowboy en UFC 246, que se realizará el 18 de enero.

«Último momento: Informa Dana White que Conor McGregor firmó un contrato para enfrentarse a Donald Cerrone en UFC 246, el 18 de enero, en la división welte

Este combate fue uno de los más ansiados por los fanáticos durante años, precisamente desde que McGregor y Cerrone tuvieron un altercado verbal en una conferencia de prensa allá por el 2015. Luego, sus carreras tomaron caminos separados y, recién en enero de este año, las plantas se volvieron a regar después de que el Cowboy retara al irlandés tras derrotar a Alexander Hernández. La respuesta de McGregor fue positiva, pero todo quedó allí hasta hoy, que se confirmó que el contrato ya estaba firmándose. Sin dudas se tratará de una pelea interesante (en parte porque McGregor no gana una desde 2016), sin embargo, hay mucho más para analizar.

Conor McGregor vs. Donald Cerrone, pelea pactada en medio de la polémica

Si bien Conor McGregor vs. Donald Cerrone será una de las peleas más taquilleras de todos los tiempos, lo cierto es que se pactó en medio de una grave polémica, porque en este año el irlandés fue denunciado dos veces por abuso sexual, y si bien Dana White, presidente de UFC, prefirió evitar el tema, lo cierto es que el peleador continúa bajo investigación y no parece que su situación vaya a mejorar pronto.

La primera denuncia se conoció públicamente luego de que el peleador fuera arrestado en Dublín, Irlanda, en enero. Aparentemente, el ex campeón atacó a una mujer en el Beacon Hotel ubicado en la capital del país, y muchos medios locales optaron por evitar nombrar a McGregor y en lugar de eso se refirieron a él como «famoso deportista irlandés». Sin embargo, no fue hasta que el New York Times blanqueó la situación que se destapó la polémica.

A mediados de octubre, otra denuncia fue realizada por una mujer que afirmó ser atacada por el peleador en las cercanías de un pub, también en Irlanda. Unos días después de que se conociera la noticia McGregor dio una conferencia de prensa en Rusia, y los organizadores censuraron una pregunta al respecto.

«Periodista: Conor, mi nombre es Annar. Como periodista, quiero acercarme desde otra perspectiva. Movamonos de lo que son los deportes, de Khabib (Nurmagomedov). Eres un deportista de elite, estoy interesada en tus relaciones con los medios masivos, a veces no vemos buenas noticias, como ‘Conor McGregor acusado de atacar a una mujer de 20 años»…

«Organizador: No queremos hablar del tema, actúa como una persona normal. Te conozco desde hace mucho tiempo, actúa normal. Pregunta otra cosa».

No es anormal que en los deportes de contacto sucedan estas cosas. Probablemente, si los casos no avanzan, el tiempo se encargará de que esta polémica se barra bajo la alfombra, aunque en un contexto donde la lucha por los derechos de las mujeres está tan latente, quizás no sea una buena idea por parte de UFC hacer caso omiso. 

Hablamos de