Lo que se cree dentro del círculo luchístico es que Paul Heyman es un genio y Eric Bischoff un destruye sueños. Y no se puede culpar a quien piense así, ya que las evidencias están. Heyman tuvo gran éxito al montar la siempre añorada ECW, en donde incluso él mismo era el camarógrafo de las tremendas promos que allí se lanzaban.

Las cosas salieron geniales hasta que la base de fans de ECW llegó a su techo debido a la crudeza natural de su producto, y los gastos fueron más grandes que los ingresos.

Por su parte, Eric Bischoff trabajaba en el departamento de ventas de la American Wrestling Association (AWA) y terminó como un personaje en pantalla en 1989 por accidente. Larry Nelson, entrevistador, anunciador y comentarista de la empresa había sido arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol y Verne Gagne y Greg Gagne convencieron, casi que a regañadientes a Bischoff para que aceptara reemplazarlo.

A inicios de los 90’s audicionó como comentarista en WWE, pero no fue contratado. No obstante, cuando AWA cesó operaciones en 1991, logró ingresar como tercera voz en WCW.

Dos años más tarde, Bill Watts renunció a ser Presidente de WCW y Bischoff se postuló como Productor Ejecutivo del show y pasó por encima de Jim Ross y Tony Schiavone, a quien hasta hace poco les tenía que rendir cuentas. Un año más tarde fue ascendido a Vicepresidente Ejecutivo y con eso era la voz y voto de WCW, empezado una época de malas decisiones que exceptuando la nWo, copiada de Japón, rápidamente llevó al abismo a WCW.

Pese a los malos antecedentes de Bischoff, los fans lo quieren por su papel televisivo en WWE. Y eso lo sabe Vince McMahon, por lo que ante el coqueteo que AEW le hacía a Bischoff, le ofreció bastante dinero para alejarlo de allí. Y si eso fue a Bischoff, imagínense a Heyman.

Dave Meltzer, en la más reciente edición del boletín Wrestling Observer, analiza eso:

«Gente de la compañía nos ha hablado sobre la contratación de Paul Heyman y Eric Bischoff. La clave está en el timing, pues necesitaban mostrarle a los accionistas que están haciendo cambios estructurales significativos para así evadir preguntas sobre la baja en popularidad del producto. Además, los acuerdos los mantienen lejos de AEW, lo cual es más importante en el caso de Heyman. Ambos contratos son muy lucrativos.

«Heyman tiene un contrato como talento. No sabemos cuánto dure, pero sus contratos suelen ser concurrentes con Lesnar, y el suyo termina en la WrestleMania del próximo año.

«Tony Khan fue un enorme fan de ECW. AEW puso a Bischoff en su programa de ‘Road To’ antes de que firmara con WWE. Pero la gente de AEW nos ha dicho que no tienen interés en ellos. Que uno, ambos o ninguno beneficien a AEW en una guerra es algo especulativo, pero como lo hemos hecho notar muchas veces, McMahon quiere de su lado a cualquiera que pueda ser valioso, se usen sus habilidades o no».

Algo que los aficionados esperan es que Heyman tome en pantalla el rol de Director Ejecutivo, algo así como cuando fue Gerente General de SmackDown. Pero Heyman considera que esta figura está ya bastante usada y es poco moderna y poco atractiva, así que si Vince no lo ordena, eso no pasará.

Hablamos de