Cifras extremas: ¿Por qué WWE pagó tan poco por WCW? — ¿Cuántos millones debía ECW cuando quebró?

Como ya lo informamos, se ha dado a conocer que WWE podría intentar comprar TNA, aunque de acuerdo a Dave Meltzer, el interés es sólo por la videoteca, que suma cerca de 3000 horas de programación. Aunque el cálculo de Billy Corgan es que los activos de la empresa (incluyendo sus contratos televisivos) le darían un valor de 40 millones de dólares, difícilmente alguien pagaría esa cantidad.

La información ha provocado comentarios entre los lectores de SÚPER LUCHAS, que comparan esta potencial compra con la de WCW en 2001, aunque hay muchas diferencias entre ambas.

En el caso de WCW, hay que hacer notar que en 1998 muchos expertos la valuaban en 400 millones de dólares. Existen rumores de que hubo ofertas por 500 millones en ese año, pero para el 2000 la oferta más alta fue de 75 millones.

En 2001, WWE la compró gracias a que AOL se fusionó con Time Warner (que a su vez se había fusionado con TBS desde 1996), y decidió cancelar la programación televisiva de WCW, acabando prácticamente con todo su valor. Es por eso que WWE sólo tuvo que pagar 2.5 millones de dólares después de que Fusient Media y Eric Bischoff declinaron comprar la compañía.

Embed from Getty Images

 

Esos 2.5 millones no incluían los contratos con los luchadores, porque estos estaban firmados con Time Warner a partir de 1996, así que WWE compró la marca, derechos de autor y videoteca. Los luchadores de WCW que entraron al principio con WWE fueron quienes ya no tenían contrato o prefirieron renunciar para poderse ir con los McMahon (el caso de Booker T). La mayoría (como Kevin Nash, Goldberg o Scott Hall) decidieron quedarse con el jugoso contrato de Time Warner y cobrar sin trabajar.

En los comentarios también han dicho erróneamente que WWE compró ECW en 2001, lo cual no es correcto. ECW quebró en ese año, luego Paul Heyman (quien era dueño del nombre), permitió a WWE usar las siglas durante el principio del ángulo de la Invasión, pero dejaron de hacerlo debido al juicio de bancarrota. Heyman ya no poseía nada de ECW.

Si WWE hubiera comprado ECW en 2001, la empresa estaba valuada en un millón y medio de dólares, pero sumida en una tremenda deuda de 8.8 millones, es decir, WWE hubiera tenido que pagar al menos la deuda para poder comprar ECW.

La empresa, legalmente llamada Extreme Championship Wrestling — HHG Corporation, entró en protección legal bajo el artículo 11 de la ley de quiebras en la Corte de Bancarrota de New York el 4 de abril de 2001. Paul Heyman (presidente, secretario y director de la compañía) era dueño del 85% de las acciones, mientras que el 15% era de Annodeus Incorporated, una empresa subsidiaria de Acclaim Entertainment.

ECW Arena 2300 Arena
ECW Arena, en Philadelphia.

De acuerdo a información dada a conocer en su momento por el sitio canadiense SLAM! Wrestling, ECW HHG tenía una deuda de $8,881,435.17, y activos de sólo $1,385,500.

Dichos activos incluían 2000 dólares de una cuenta personal de Heyman, la videoteca de ECW (valuada en 500 mil dólares), 4000 dólares en mercancía de ECW, una camioneta Ford F 800 modelo ’98, valuada en 19,500 dólares (de la cual Heyman debía aún más de 14 mil dólares), y 860 mil dólares en cuentas por cobrar de In Demand (distribuidor de PPVs), la compañía Acclaim (que lanzó dos videojuegos de ECW) y The Original San Francisco Toymakers (que manejaba la línea de figuras de acción).

En cuanto a las deudas, ECW debía 587,500 dólares a WWE, 12 mil dólares a Víctor Quiñónes, un millón a Acclaim, 250 mil dólares a The Original San Francisco Toymakers, 244 mil dólares al MSG Network (que transmitía ECW Hardcore TV en el área de New York), 243 mil a American Cable Productions, 150 mil a In Demand, 125 mil a Stonecutter Productions y Steve Karel, además de 30 mil dólares en impuestos al estado de New York y 4000 dólares al estado de Connecticut.

En cuanto a los luchadores, esto les debía ECW:

Los dos más altos:

El resto:

  • Angel (Baldies): $500.
  • Balls Mahoney: $4,000.
  • Bill Alphonso: $5,000.
  • C.W. Anderson: $500.
  • Chilly Willy: $500.
  • Chris Hamrick: $300.
  • Danny Doring: $2,100.
  • Dawn Marie: $9,000.
  • Devito (Baldies): $500.
  • Don Callis: $12,000.
  • EZ Money: $300.
  • Francine: $47,275.
  • Jack Victory: $3,000.
  • Jazz: $1000.
  • Joey Styles: $50,480.
  • Julio Dinero: $300.
  • Justin Credible: $7,990.
  • Little Guido: $25,000.
  • Lou E. Dangerously: $7,000.
  • Mikey Whipwreck: $12,000.
  • Nova: $4,000.
  • Rhyno: $50,000.
  • Roadkill: $21,250.
  • Shane Douglas: $48,000.
  • Simon Diamond: $9,000.
  • Super Crazy: $5,000.
  • Tajiri: $5,000.
  • Thomas Marquez: $500.
  • Tony Mamaluke: $600.

Además de cantidades desconocidas para otros como Sandman, Spike Dudley y Johnny Swinger.

Fue hasta 2003 cuando WWE adquirió de la corte de bancarrota la videoteca y la marca ECW. Aparentemente, el costo fue de sólo 100 mil dólares.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon