El mundo de la lucha se estremeció cuando la veteranía de Chris Jericho se impuso sobre la juventud de «Hangman» Adam Page anoche en ALL OUT y se convirtió así en el primer Campeón Mundial AEW. Eran pocos los que pensaban que Jericho pudiera lograr esta hazaña a sus 48 años de edad, pero lo hizo, por eso tiene el derecho de celebrar a lo grande como lo hizo tras el evento.

Uvas a diestra y siniestra, salami y dos botellas de champán fue la manera preliminar en cómo celebró su importante victoria. Pero como buen intérprete de un rey, tuvo que ser un lacayo de la soledad, pues nadie lo felicitó tras su triunfo. O bueno, Matt Jackson y Nick Jackson sí lo hicieron, pero a regañadientes.

Una vez terminada la transmisión del PPV, AEW tuvo en YouTube su Post-Show y allí Jericho se apoderó de gran parte del mismo para celebrar. A continuación un vídeo y un resumen de sus palabras.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=wXT7armPuIY]

«Yo mismo me entrevistaré. Es divertido cómo cada vez que alguien gana un campeonato mundial siempre hay una ovación en pie, rosas, champán, y ahora tengo una áreas tras bambalinas llena de mudos. ¡Nadie puede creer que sea el primer Campeón Mundial AEW! ¡Silencio puro! No hay ‘gracias’, no hay una ronda de aplausos, pero eso está bien porque soy el primer Campeón AEW y ese es mi ‘gracias’. ¡Oh! ¿Ven esto Bucks? ¡Chris Jericho es el primer AEW Champ!»

— Matt Jackson: «Sí… gran lucha Chris».

— «Gracias. ¿Es eso todo lo que vas a decir?»

— Matt Jackson: «Felicitaciones, hombre…»

— «¿No hay un ‘gracias’ de parte de los Young Bucks?»

— Matt Jackson: «Realmente no queremos agradecerte, ¡queremos ese título!»

«¿Sabes qué? ¿Sabes qué? Incluso si me agradecieras, ¡ni siquiera lo aceptaría! ¿Okay? ¡Felicitaciones por tener a Chris Jericho como el nuevo Campeón AEW, el placer es todo suyo Bucks! Todos están callados. ¡Buen cabello, idiota! ¿Cómo te llamas? ¡No me importa, cierra tu boca! Y tú, ¡gigante idiota! Los policías, los paramédicos, nadie lo puede creer. Todos ustedes como un montón de idiotas, mientras yo me estaba desangrando.

«Toda la ciudad de Chicago, la más ruidosa en el mundo, conocida por tener la mejor fanaticada de lucha en el mundo y todo el mundo está callado. ¡Nadie sabe qué decir! Todos ustedes sigan al final de la fila. Bibliotecario, ¿me vas a decir que me calle? ¡Por tu trasero arriba! Scorpio Sky… ¡nunca tendrás una oportunidad por esto! ¿Me oíste? ¡Ninguno de ustedes, idiotas! Supongo que tendré que tener mi propia celebración toda la noche dado que nadie está aquí»

Hablamos de