Pese a decaer en calidad en los últimos años con respecto a las entregas que desarrollaba íntegramente Yuke’s y editaba THQ, la oleada de reacciones negativas tras la salida al mercado de WWE 2K20 no tiene precedentes. Y al parecer bastante justificada, pues el número de «glitches» del que hace gala el videojuego va en consonancia a esa cantidad de quejas. Aunque no para justificar lo sucedido la pasada noche, cuando la cuenta de Facebook de WWE 2K (y de Twitter del gerente de marca de la serie NBA 2K) fueron «hackeadas», llegando a cambiar la foto de portada de la página por una de Chris Benoit en el Salón de la Fama de WWE.

Chris Benoit

 

 

► Y el público ríe con una nueva referencia a Chris Benoit

O colocando el logo de AEW de imagen de perfil, acompañados de comentarios ofensivos a todos los niveles.

Chris Benoit

Yendo más allá, cabe preguntarse si la jocosa respuesta de parte de muchos aficionados no resulta más grave que el propio «hackeo» en sí. Caso de Alex Jebailey. Sí, aquel tipo que disputó un combate contra Michael Nakazawa durante Fyter Fest por su condición de fundador del evento anual CEO.

Han ‘hackeado’ la página de WWE 2K, jajaja.

 

Cambios que los verdaderos responsables de las cuentas aclararon para evitar cualquier posible confusión.

Estamos al tanto de que las cuentas en redes sociales de la marca 2K se han visto comprometidas y se ha publicado material ofensivo que no refleja los valores de 2K o nuestros socios. Estamos trabajando activamente para arreglar esto tan pronto como sea posible.

Horas después, 2K logró poner fin al pirateo, pero sin evitar que nos sintamos aún más vulnerables a la hora de navegar por las redes. Evidentemente, estos ciberdelincuentes ponen sus miras sobre objetivos importantes, a fin de ganar notoriedad. Pero si consiguen hacerse con el control de cuentas que es de suponer gozan de una protección profesional, ¿qué no podrían hacer a simples usuarios de a pie?

Hablamos de