Podríamos diferenciar en categorías los diferentes comentarios de Corey Graves. En ocasiones ni siquiera parece que vengan de la misma persona. Pero así es. No vamos a entrar de nuevo en polémica, más que la que pueda haberse generado por sus recientes declaraciones acerca del estatus de Charlotte Flair en WWE. El comentarista y conductor de podcast After the Bell, donde precisamente las hizo, casi que exigió a la empresa que abandone el plan que tiene actualmente para la luchadora y la devuelva a la cima.

En un primer momento hicimos un resumen de sus comentarios, pero realmente hizo una larga exposición acerca de qué piensa de que la 10 veces Campeona esté enfrentando a las Kabuki Warriors.

«Nunca he sentido a Charlotte Flair menos importante de lo que la siento ahora. Toda esta historia de ponerla en la división de parejas, cada semana con una compañera diferente, simplemente no funciona. No funciona para mí y siento que tampoco funciona para ella. Puedes verlo en su cara. Charlotte luce como si únicamente quisiera contar la historia, sin más. Charlotte Flair cargó con el combate estelar de WrestleMania este año porque es una profesional. Tiene un enorme talento. Y si está motivada, es intocable».

► Charlotte Flair responde a Corey Graves

Charlotte Flair responde a Corey Graves

Todas estas palabras llamaron la atención de la luchadora, que contestó de esta forma:

«El problema es que no está del todo equivocado«.

Por lo tanto, la propia luchadora tampoco está 100% contenta con lo que está haciendo, es consciente de que podría estar viviendo un momento mucho mejor.

Aunque no existen motivos para alarmarse, no es como si esto fuera a ser así de ahora en adelante. Es una de las principales luchadoras del presente, desde hace años, y antes o después volverá sentarse en su trono.

Otro problema, continuando con la respuesta, es lo poco cuidada que WWE tiene la división femenil. Parece que no existe nada más allá de los títulos. Si Becky Lynch no fuera la Campeona Raw, probablemente Charlotte estaría luchando por el campeonato. Pero no quieren continuar con esa rivalidad que tanto se alargó, al mismo tiempo que no se preocupan de lo que sucede con todas las demás luchadoras que con son la dueña del título y su oponente. Todas las demás luchadoras de la marca roja, a excepción de las cuatro que hemos mencionado en esta nota, están desaparecidas de la programación televisada.

Hablamos de