Cassandra, luchadora arriba y abajo del ring.

Por Darkangelita.

Hace unos meses, en el número 513 de SÚPER LUCHAS, la revista, se publicó una entrevista en la que la gladiadora mexicana Cassandra narró las particularidades de su vida como luchadora. Hoy que es un día muy especia para ella, tenemos a bien poner para ustedes este trabajo como reconocimiento a su gran labor tanto arriba del ring como en su otra peculiar faceta.

Disfruten la entrevista:

La vida de Cassandra ha sido una lucha constante, no sólo sobre el ring, sino en el día a día. Desde muy pequeña y por influencia de su abuelo quiso ser luchadora: “Aunque como niña mis juegos favoritos eran las muñecas, entre mis hermanos y yo siempre había luchitas.”

Cuando en un concurso en una revista de lucha libre se publicó que el premio sería recibir clases de Blue Demon, Cassandra no lo dudó ni un instante, envío la respuesta y ganó. Parecía un sueño hecho realidad, pero no fue simple aterrizar esa ilusión: al radicar en Cañada de Lobos, un pueblo mágico en el Estado de México, ir a recibir las clases no era cosa sencilla: “El gimnasio estaba en Av. Cuitláhuac, aparte de pagar mucho en pasaje los tiempos eran muy absorbentes: más de tres horas de camino de ida, y otras tantas de regreso. Tenía de dos: o me olvidaba del premio o cambiaba de residencia. Así que con la bendición de mis padres me fui a radicar a Atizapán con unos tíos para poder estar más cerca de mi sueño.”

P1070887

Aunque bien podría presumir ser alumna de “El Manotas” Cassandra es más sincera al respecto: “Tras casi un año sentía que no avanzaba y me comencé a desesperar, más cuando veía que el profe le ponía prácticamente interés solo al grupo de avanzados.”

Cambiar de rumbos fue necesario: “Muchos amigos me comentaron que debía de ir a la Azteca Budokan, que las clases eran buenas y que había varias mujeres entrenando. Fui atendida por una chulada de persona llamada Esther León, mejor conocida como “La Güera”, madre de luchadoras y luchadores, encariñada con su arena, de cierta forma nos veía a todos los que entrenábamos como parte de su familia y siempre se desvivió en atenciones para conmigo.”

En las clases impartidas por El Oriental Cassandra estuvo otro año más. Hasta que llegó el ansiado debut: “Era el aniversario de la Azteca Budokan, el 21 de abril de 1996 debuté, y debuté de ruda haciendo equipo con La Chola para enfrentar a Alda Moreno y Doncella Celeste. Aunque el resultado favoreció a las técnicas yo quedé aún más enamorada de la lucha libre: Los gritos de la gente, la emoción, la euforia, la pasión desbordada en la arena.”

Luchó enmascarada todo el inicio de su carrera, y en los ires y devenires, comenzó a tomar fuerza la categoría femenil en Naucalpan, donde al lado de luchadoras como Sheyla Queen, Sahori, Fugitiva, Principesa (hoy Lady Rabit), Practicante, La Salvaje, Lady Connors, Súper Chica y Gitana comenzaron a llamar la atención de la afición siempre conocedora de San Bartolo: “La gente de la Arena Naucalpan es muy especial, siempre ha distinguido a los luchadores que tienen potencial para encabezar carteles, sabe distinguir a los buenos prospectos de los luchadores de relleno. Así que si la gente de Naucalpan te apoya de verdad es un incentivo para cualquier gladiador, más para una mujer como yo.”

P1070810

La mala noche del 1 de febrero de 1998 fue derrotada en una lucha de apuestas y se tuvo que despojar de su máscara en Naucalpan: “Perdí, es cierto, pero aunque mi máscara cayó no me dolió demasiado pues no me acostumbraba al uso de ella: me tapaba mucho la visión y también lo que escuchaba no era del todo bueno. Sin embargo había algo que me unía a ella, a esa magia que solo las máscaras producen.”

Luchar en toda la República Mexicana y Japón le dio otra visión del mundo. Pero en los ratos libres Cassandra comenzó a aprender los secretos del arte de hacer máscaras. Un oficio artesanal y místico que prácticamente se ha heredado de generación en generación y al que muy pocos pueden acceder con un verdadero mentor. Fue Ángel Azteca su maestro, quien a base error y acierto llevó pacientemente al artesanal trabajo que llena de maravilla la lucha libre.

P1070453

Sin embargo, por esa época Cassandra se embarazó y su hijo se volvió el motor de su vida. Dejó la lucha libre temporalmente, suspendiendo incluso una gira más a Japón. Pero la máquina de coser y las telas multicolores nunca han salido de su vida: “Nunca he podido hacer un equipo de luchador, pero las máscaras siempre me salen muy bien.”

Muchos luchadores famosos han confiado en su trabajo: “Le he trabajado a muchos compañeros famosos, desde Blue Demon Jr. (a quien le hago todas sus máscaras semi profesionales) hasta algunos otros como Sombra, Blue Panther, La Máscara y más.”

P1070456

Sin embargo también acusa: “En el medio hay mucha discriminación, pocos confían en el trabajo de una mujer. Piensan que una no puede hacer máscaras de calidad. No sé, quizá sea machismo o algo así.”

Cassandra no ha estado libre de incidentes propios de la profesión. Hace ocho meses mientras entrenaba en la Arena Coliseo sufrió una lesión que la dejó fuera de la lucha libre por seis meses: “Fue al efectuar un lance a fuera del ring. Al caer solo sentí como tronó mi tobillo. Sufrí mucho. Me tuvieron que poner clavos. Sin embargo ya estoy de regreso.”

Cassandra ha participado en prácticamente todas las empresas de nuestro país y con tres giras a Japón es hoy una joven veterana en el circuito independiente. Acostumbrada a enfrentarse a luchadoras veteranas o a jóvenes promesas Cassandra siempre da lo mejor de sí misma para conseguir la victoria.

P1070502

Es una mujer llena de ilusiones y proyectos, una madre entregada con devoción a su hijo, una estupenda amiga, y una novia querida y correspondida.  Actualmente con dos años de relación con Pequeño Valiente, Cassandra vive la vida y los retos que se le pongan en frente, a punto de regresar a la escuela para terminar una carrera profesional no piensa detenerse ante nada: “Si uno se estanca se marchita. La vida es alegría, es trabajo, pero también es cambio y enseñanza, si logras combinar todo eso serás feliz.”

 

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon