Carlito, hijo del legendario Carlos Colón, dejó WWE hace ocho años, pero se mantiene activo, y asegura que viaja más en la actualidad que cuando estaba en la compañía McMahon. Además, no se le ve lastimado, pues se cuida mucho en base a lo que se sabe capaz de hacer.

Cuando Carlito comenzó su carrera en la WWE, el sistema de desarrollo de la compañía todavía estaba en Ohio Valley Wrestling. Hoy WWE ha innovado a NXT y el Performance Center. Estas herramientas no estaban a disposición de las estrellas de la época de Carlito.

En entrevista con el Chair Shots To The Cranium show, Carlito admitió que aún no ha visto gran parte de NXT, pero tiene una crítica que hacerle al sistema de desarrollo. 

«No sé mucho sobre NXT, realmente no lo veo mucho. He oído que es un gran producto.

«Escuché que el Performance Center es lo último en tecnología, ya sabes, ojalá lo hubiéramos tenido en nuestros días; no teníamos eso, y ahora tienen una capacitación completa para el personal. No solo lucha, sino entrenamiento con pesas y todo tipo de cosas.

«Yo creo que es genial. Lo único es que nunca he sido fan de meter todas las gallinas en el mismo corral. Siento que muchos de los chicos sólo entran en un sistema y aprenden a trabajar en el estilo del sistema, y así comienzan a desviarse de lo que los hace únicos.

También habló de cómo se mantiene en buen estado físico a través de los años.

«Supongo que he tenido tiempo para pensar bien. Disfruto irle bajando al ritmo, porque he aprendido viendo a grandes atletas, como los jugadores de basquetbol, por ejemplo, pues cuando tus habilidades físicas comienzan a disiparse, debes ajustarte para poder seguir teniendo éxito.

«Me siento como un luchador mucho mejor debido a las nuevas formas que he encontrado para manejar las situaciones sobre el ring y entretener a la gente. Es como si estilo fuera totalmente distinto ahora que cuando era más joven. En esos tiempos me preocupaba de qué tan alto podía saltar o qué giro podía hacer».

Advertisements
Anuncios
Hablamos de