El adiós de Rossy Moreno: Durante más de ocho décadas la lucha libre femenil en México ha intentado ser constante y crecer en un entorno adverso. Primeros intentos inocuos en las décadas de los treinta y cuarentas con luchadoras nacionales pero sobre todo extranjeras fue que las damas comenzaron su brega dentro de los cuadriláteros mexicanos.

Fue hasta avanzada la década de los cincuentas dónde las mujeres comenzaron a tener una cierta relevancia. Doña Irma González, Chavela Romero, Jarochita Rivero y varias damas más comenzaron a llamar la atención de los especialistas y aficionados que empezaron a pedir a las gladiadoras como algo habitual dentro de los carteles luchísticos.

Tras esa generación de gladiadoras vinieron otras aún más decidida y con más hambre de demostrar que las mujeres podían hacer lo que fuera sobre un ring, tan bien o mejor que los hombres. Nombres como el de nuestra gran campeona Estela Molina, Lola González, Pantera Sureña y Rossy Moreno quedaron marcados en la memoria de los aficionados por la garra y el desempeño de su accionar en el ring.

El adiós de Rossy Moreno
Rossy al lado de sus hermanas, Alda y Esther, atestiguan la coronación de la Campeona Internacional de la Arena Azteca Budokan, La Magnífica

►La Fierecilla

Es pues Rossy Moreno uno de los pilares indiscutibles dentro de la lucha libre femenil mexicana. Su andar por más de cuarenta años sobre los cuadriláteros (aunque con algunas pausas por maternidad) hacen de ella un punto de referencia invaluable para todas las mujeres que se quieran dedicar a la lucha libre.

Hija mayor de la familia del Acorazado Moreno, supo desde temprana edad que la vida dentro de la lucha libre no era fácil, pero era mágica. Alguna ocasión en una plática que su servidor e Israel Velázquez tuvimos con su señora madre, la famosa Güera y Rossy en las inmediaciones de la Arena Azteca Budokan, nos contaban una anécdota muy peculiar:

En algún punto de los setentas había habido un cambio de administración en Ciudad Nezahualcóyotl y en medio de ese cambio de funcionarios un trámite de la remodelación de la Arena había quedado en el limbo.

El Acorazado Moreno estaba de gira y la encargada de sacar adelante la Arena y a los hijos era la Güera. Las autoridades comenzaron a querer parar la obra, pero la Güera no se dejó, por lo que dichas autoridades la detuvieron. Rossy, que se encargaba de sus otros cuatro hermanos menores, tuvo que encarar a los guardianes del orden por la injusticia, tuvo que pedir ayuda a sus vecinos para localizar a su padre. Esa es la niña que se convirtió en fierecilla y que con menos de 15 años debutara en los cuadriláteros de manera formal, para orgullo de sus padres.

María del Rocío Moreno León siempre fue identificada como Rossy Moreno, aunque por un breve tiempo usó máscara como La Enfermera.

Como a todas las mujeres de su generación, luchar en la Arena México y la Coliseo era un sueño debido a la absurda y moralina prohibición de la lucha femenil en la Ciudad de México, pero como todas esas mujeres no dejó que los sueños se evaporaran.

Luchó hombro con hombro con el resto de sus compañeras para conseguir deshacerse de la absurda prohibición, la cual llegó el 14 de diciembre de 1986, y ahí, en esa primera campal estuvo Rossy, junto a otras quince gladiadoras: La Sirenita, Reyna Gallegos, Vicky Carranza, Chela Salazar, Charito Silva, Las Viudas Negras I y II, Diosa de Plata, Alondra, Estela Molina, La Briosa, Rosita de la Cruz, La Bruja, La Venus y Norma.

El adiós de Rossy Moreno
Cayendo con Irma Aguilar en la Arena México

Ahí en la Arena México vivió dos momentos memorables, pero con resultados diferentes: El 4 de diciembre de 1987, en el cierre de temporada de la Catedral, se había programado como semifinal (la estelar fue la de máscara contra máscara Cien Caras vs. Siglo XX) el duelo de cabellera contra cabellera entre Irma Aguilar (la primera gran ídola de la lucha libre que las transmisiones televisivas habían generado) ante Medusa.

Esta simplemente no compareció, sin embargo Rossy entró al relevo generando una mejor lucha, llena de garra y exigiendo más a la famosa «Ricitos de Oro», quien demostró el por qué tenía ese lugar y doblegó a la Fierecilla.

El 20 de octubre de 1989, ante otra estupenda entrada, Rossy enfrentó a la siempre consentida Vicky Carranza una vez más jugándose las cabelleras. La lucha fue el evento especial de la velada, y en esa ocasión Rossy impuso toda su rudeza.

A lo largo de su carrera, ha tenido diferentes luchas de apuestas, con resultados equilibrados. Ostentó el Campeonato Nacional Femenil antes de que éste tuviera el aval de la Comisión de Box y Lucha Libre del Distrito Federal, en 1982.

De su alianza con Lola González en El Toreo de Cuatro Caminos surgieron las Monjas Asesinas, que a lo largo del tiempo fue trío con varias participantes más, entre las que se pueden contar la propia Vicky Carranza y Rosa María. Este trío se dividió en la Empresa, pues Lola comenzó su andar como técnica causando rivalidad entre ambas atletas.

El adiós de Rossy Moreno
El adiós de Rossy Moreno

Rossy también fue un pilar para Antonio Peña en AAA, y sirvió en cierta medida como contrapeso para el resto de las luchadoras dentro de los vestidores. En esa época Rossy comenzó rivalidad con sus hermanas Cynthia y Esther, siendo reforzada por Miss Janeth y Tiffany, conformando Las Brujas.

Cuando Peña decidió lanzar el torneo de Reina de Reinas en 1999, Rossy llegó a la final. Un año después ella se coronó al vencer a Xóchitl Hamada, Martha Villalobos y Miss Janeth. Una defensa logró hacer al título para después dejarlo vacante, pues se tuvo que retirar brevemente por maternidad.

A su regreso, permaneció en AAA al abrigo de Peña, sin embargo al morir éste en 2006, Rossy, igual que muchos otros vieron que su trabajo disminuyó en demasía por preferir a otros gladiadores y prefirió el camino de la independencia. Era muy común verla participar en El Todo x el Todo y en los carteles de su querida Arena Azteca Budokan. 

Siempre impulsora de la lucha libre femenil, Rossy ha sido maestra de una nueva generación de gladiadoras, que sin duda tienen mucho que aprender de la temple de la Fierecilla. 

►El adiós de Rossy Moreno

Hace cinco años había declarado que ya pensaba en el retiro, y lo veía muy claro:

“Me quiero retirar con la frente bien alta”

Y así pasó, el pasado viernes 14 de febrero, cuando anunció en el homenaje de la empresa Producciones TC le rindió en la Arena Naucalpan, su retiro formal de la lucha libre. Todavía la empresa de Lucha Libre Real planea hacerle otro homenaje el próximo 7 de marzo en el Deportivo Pavón de la Colonia Pensil de la Ciudad de México.

 ¡Muchas felicidades Rossy! ¡Qué la vida te siga dando vida para que la compartas con los que tanto te quieren!

►¡CAMPAL!

  • De cara a Rey de Reyes, AAA prepara el evento del próximo sábado 22 en Guadalajara. Seguramente Daga estará exigiendo su oportunidad por el Campeonato Crucero AAA que ganó hace ya algunos meses en New York, y que no se ha podido concretar porque el monarca, Laredo Kid, estuvo en el Exatlón.

 

  • Pensando en Triplemanía: Sería muy interesante que Pagano hiciera causa común con Psycho Clown para enfrentarse a la Facción Ingobernable: Rush y LA Park. ¿No les parece?

 

  • Creo que la exposición que hicieron del Vampiro, para lo que sería una última rivalidad contra Konnan quedó sepultada desde el inicio. Fue muy desafortunado que mezclara lenguaje de dentro de vestidores con un llamado a los aficionados. Imaginamos que en ese sentido jugará algún papel Psicosis. Pero como comentamos también, eso ya lo sepultaron también.

 

  • El CMLL regresará los Campeonatos Nacionales de Parejas. Ya antes hemos comentado que el manejo que hacen de los cinturones, en lugar de dar prestigio los deprecia y abarata sustancialmente, son prácticamente treinta cinturones que tiene esa organización en sus arenas, incluido el Campeonato Femenil de Japón CMLL. Y como diría Lora: Y los que le faltan. 

 

  • Bárbaro Cavernario, quién ha expuesto siete ocasiones su cabellera de manera invicta, se perfila como el ganador del Homenaje a Dos Leyendas de éste año en la Arena México, seguramente Felino tendrá que hacer una preparación extra para contener al joven de 27 años.

 

  • Contrario a las quejas que siempre hacemos, debemos reconocer que por segundo año consecutivo hagan extensivo el Homenaje a Dos Leyendas en Guadalajara y Puebla. La terna que acompañará a don Salvador Lutteroth es contemporánea entre sí, y aunque los tres son más recordados por su paso en el bando rudo, ambos también consiguieron notoriedad en el bando técnico. Ya habrá tiempo las próximas semanas de hablar de Sangre Chicana, La Fiera y Gran Cochisse.  

 

  • El pasado viernes, en la función de la Arena México, Niebla Roja se lesionó el tobillo. Aunque no parece grave, el luchador estará fuera de actividades toda la semana. 

 

  • En Guadalajara cayó la máscara de Paladín (Andrés Niebla Soto) ante Demonio Maya, en una lucha de jaula donde también participaron Fantástico, Crixus, Luminoso, El Rielero, Cris Skin, Frenético y Demonio Rojo, la tarde de ayer domingo 16.

 

  • También en Guadalajara, al mismo tiempo, en la Arena Jalisco, Hijo del Bucanero dejó a Destrucción (Ricardo Esqueda Velazco) con la cara al aire.

Y… TAN… TAN…

.

 

 

Hablamos de