“Siempre llega un momento en que no hay más remedio que arriesgarse.” José Saramago

Es México un país donde la informalidad predomina, por lo menos en el ámbito económico. Más de la mitad de la población económicamente activa trabaja en comercios informales o seminformales. Y que ante una recesión en la economía, como la que estamos empezando a vivir por el Coronavirus, son los que más sufren.

El luchador y su dilema: mueres de hambre o de coronavirus
El luchador y su dilema: mueres de hambre o de coronavirus

Uno de los muchos brazos de esa economía informal es la lucha libre, sobre todo la independiente. Queremos pensar que las dos principales empresas del país: El CMLL y AAA respetarán y honrarán los contratos con sus luchadores —aunque en algunos casos, no dudamos, sean verbales— manteniéndoles un nivel de ingresos adecuado a sus gladiadores durante el tiempo que la contingencia que, recién acaba de ingresar al nivel 2, dure, y podamos retomar nuestras labores con toda la cotidianidad posible.

► El luchador independiente y su dilema

Pero en sí, la lucha libre independiente es la que más resentirá la situación que estamos viviendo. Aunque es una realidad que la mayoría de los luchadores y promotores del circuito independiente mexicano rara vez viven únicamente de la lucha, lo cierto es que la mayoría también depende del comercio informal para subsistir, así que por donde se mire la situación no pinta del todo bien.

Al menos dos promotoras, en conjunto con varios luchadores, habían decidido unirse a +Lucha para producir funciones a puerta cerrada, y que con los ingresos de la monetización en YouTube y los donativos que los aficionados pudieran realizar, pudieran tener un ingreso, aunque mínimo, durante este paro. Pero lamentablemente la Comisión de Box y Lucha del Estado de México (lugar donde estaban planeadas ambas funciones: Coliseo de Coacalco y Arena San Juan Pantitlán, y un convivío en la Arena Neza) decidió prohibir todo esto.

El comunicado, signado por Juan José Herrera Rodríguez,  expresamente dice:

"La H. Comisión a mi cargo, da a conocer la restricción de eventos masivos, actividades culturales y deportivas pare evitar riesgos sanitarios innecesarios de contagio  por coronavirus (COVID-19) que el Gobierno del Estado ha determinado desde el pasado día 16 del presente mes.

"Se hace del conocimiento de la comunidad del Boxeo y Lucha Libre que quedan suspendidos todos los eventos incluyendo a puerta cerrada a partir de está fecha y hasta el próximo 20 de abril de manera tentativa..." 

su dilema: mueres de hambre o de coronavirus
El luchador y su dilema: mueres de hambre o de coronavirus

 

“De esa masa estamos hechos, mitad indiferencia y mitad ruindad” José Saramago

Y es que, aunque las medidas sanitarias son oportunas y prestas, y responden al entendimiento global del problema, como lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS), la realidad es que medio México tiene incertidumbre sobre el como va a vivir el próximo mes, hasta que se restablezca, lentamente, otra vez el ciclo económico.

Han sobrado comentarios absurdos de la socialité mexicana (desde María la del Barrio hasta el Yisus) que exigen a toda la población que se quede en casa, como las autoridades lo indican, pero si no hay comida en casa ¿a qué te quedas?

Es simple y complicado, a la vez, ponerse en la actitud de la hormiga y decirle a la cigarra porque no junto leña para el invierno. Pero la realidad es que el verano últimamente no ha dado para almacenar nada.

“…no es por el aspecto de la cara ni por la presteza del cuerpo por lo que se conoce la fuerza del corazón” — José Saramago

Y ya sabemos, el espíritu del mexicano, si algo tiene es la capacidad de sobreponerse a las adversidades, así que en lo que esto se aclara para todos, hay muchas formas de apoyar a los luchadores independientes. Muchos de ellos está ofreciendo su mercancía a la venta por medio de sus diferentes redes sociales, ya sabe usted, desde máscaras, tazas, playeras, equipos, llaveros, muñecos y demás mercancía, que seguramente usted ya deseaba tener en su colección y que por X o Y no se había decidido, hoy es un buen momento para hacerlo.

Todas las frases que usé de José Saramago en esta columna son extraídas de su obra cumbre, Ensayo sobre la Ceguera, la cual centra a la humanidad en medio de una pandemia, y las diversas formas en que el carácter personal encara las crisis.

Apoyo, solidaridad y empatía con todos los luchadores, y el resto de mexicanos que tienen que salir a ganarse la vida a las calles a pesar del Coronavirus, a pesar del peligro latente, y como el buen Saramago escribió: “Quién va a morir está ya muerto y no lo sabe, …”.

Y... TAN... TAN...

Hablamos de