Por Gladys Trujillo

Dos de los que, en las estadísticas, son los mejores competidores dentro del TUF Latinoamérica, se verán las caras en UFC 180 a realizarse el 15 de noviembre en la Ciudad de México.

Henry Briones y Guido Cannetti tendrán un combate dentro de la cartelera de UFC 180, aunque será fuera del reality, sin oportunidad de ser el campeón del TUF, pero con una buena opción de proyección entre el público mexicano que ya los conoce y que ahora, podrá verlos nuevamente.

Además, podrían convencer a Dana White para firmarlos como nuevos talentos.

Ambos tendrán la oportunidad de reivindicarse y demostrar que los combates que perdieron sólo fueron por una mala noche, no por falta de aptitudes sobre la jaula.

A Henry Briones, un descuido le costó el pase a semifinal. El suyo fue el quinto combate y le tocó enfrentarse a Marlon «Chito» Vera. Briones, con toda su experiencia (13 victorias/4 derrotas) se subió al octágono como amplio favorito. Incluso parecía que la pelea era puro trámite.

Sin embargo, el mexicano jamás pensó que el descuidar las piernas de Marlon mientras lo tenía derribado le iba a salir tan caro. Vera vio el espacio y con la espalda en el piso, sacó un talonazo que conectó de lleno con la cara de Henry y lo noqueó de fea forma. Esa fue la primera derrota del equipo mexicano en el TUF.

Guido Cannetti va por su tercera oportunidad.

La primera le fue arrebatada de manera polémica ante Marco «Psycho» Beltrán. Una patada ilegal a la cabeza de Guido a Marco definió el rumbo. Se esperaba que la pelea se fuera a 3 rounds porque el punto de descuento le había dado el primer round a Beltrán, pero Cannetti se había mostrado superior en la segunda vuelta (en realidad en ambos, pero pesó mucho el descuento).No le fue suficiente y salió de la competencia. Sin embargo, un giro inesperado de la historia le hizo un guiño para regresarlo al TUF.

Embed from Getty Images

0

Marlon Vera se vio relegado de la etapa semifinal, donde enfrentaría al «Diablito» Alex Pérez. Una infección cutánea que le provocó inflamación en los órganos internos, provocó que la doctora que lo atendió, no le diera luz verde para pelear.

Dana White se vio en la necesidad de buscar un reemplazo y se decidió por Cannetti. Cannetti no veía la forma de que Pérez lo venciera y se subió a la jaula muy revolucionado. Pérez le aguantó paciente el alud de patadas que mandó y en un descuido, lo pescó con un volado de derecha y lo mandó a la lona, desconectado. Luego Pérez le cayó encima con muchos golpes y se le acabó la nueva oportunidad. Todo por la impaciencia de lograr un nocáut que le permitiera limpiar las dudas que se crearon a su alrededor en su primera pelea.

Luego alegó exceso de confianza, falta de paciencia y que lo habían saboteado para hacerlo que perdiera, pues no lo dejaron recuperarse de su pelea con Marco y le avisaron del enfrentamiento con Pérez un día antes del combate.

Eso ha quedado atrás. Borrón y cuenta nueva para un par de muchachos que dejarán de lado la disputa de equipos para hacerla individual y buscar nuevamente, ser incluidos en más eventos UFC.

Briones contra Cannetti se proyecta como una pelea de alto impacto y de pronóstico reservado, así que estaremos al pendiente de lo que suceda en esa pelea.

 

Hablamos de